La Visita de Estado de los reyes de los Países Bajos a la India está resultando de lo más fructífera a todos los niveles. Recordemos que Guillermo y Máxima se encuentran en el país asiático para estrechar los lazos bilaterales y para mejorar los ámbitos económicos, empresariales, de educación y medioambiente, entre otros asuntos. La reina Máxima está dando lo mejor de sí con un amplio catálogo de estilismos, en los que se «corona» uno de sus complementos fetiche: los tocados.

9Cinco días de Visita de Estado

Los reyes de Holanda están disfrutando mucho con este viaje, que durará cinco días. En la foto les vemos posando frente al imponente Mausoleo de Safdarjung en Delhi.

El exótico viaje de Guillermo y Máxima de Holanda a la India. 

Kate y Máxima: inesperado duelo de estilo hindú. 

8Lateral

Máxima llevaba un vestido de seda en color anaranjado, uno de los más simbólicos en aquel país. Sin embargo, lo que verdaderamente atraía la atención era su tocado: una especie de platillo de rafia con plumas de colores, colocado muy lateral en la cabeza. No era nuevo, pero su firma continúa siendo un misterio.

Sugerentes transparencias de Máxima de Holanda a su llegada a la India. 

7Llamativas plumas de colores

6Tocado azul

Para otra de estas jornadas, la reina Máxima cambió al color azul, tanto en su vestido midi con volante en el bajo como en el tocado. En este caso, era más «sencillo»: una diadema de rafia con cinta y plumas.

5En las calles de Bombay

La pareja real visitó en esta ocasión un proyecto social de capital holandés en la ciudad de Bombay. Máxima es una auténtica maestra en el contacto directo con la gente.

4Más plumas

3Con pamela extralarge

En otro de sus compromisos, en el Clug de Cricket de India, también en Bombay, asistió a un foro económico entre ambos países, luciendo un vestido en azul claro. En lugar de tocado Máxima prefirió la pamela.

2De ala ancha desflecada

Máxima no tiene reparos en ponerse sombreros y pamelas de grandes dimensiones. Esta lo era. Si bien el tejido, muy ligero, con los bordes desflecados, la hacía bastante cómoda… si nadie se le acercaba mucho.

1Casquete de encaje

En este repaso no podemos olvidarnos del look de Máxima de Holanda a su llegada a Nueva Delhi. Lo hacía con un sugerente vestido de encaje con fondo color carne, combinado con un original tocado a juego, en el mismo tejido. Una especie de casquete desestructurado con el que la soberana nos sigue lanzando un mensaje: no hay límites para adornar su cabeza.