Mary de Dinamarca aterrizó en París con su marido, el príncipe Federico, y deslumbró desde el primer momento con un look azul muy chic de firma patria.


Federico y Mary de Dinamarca se encuentran en Francia para llevar a cabo una importante visita que fortalezca los lazos bilaterales, sobre todo en el terreno económico. Serán tres días de intensa actividad en los que tratarán de atraer inversores hacia su país y promover a las empresas danesas presentes en el país galo. La pareja funciona como un tándem perfecto y es muy consciente de su papel.

La princesa, además, reaparece en un momento muy simbólico, ya que representa a la Corona danesa tras ser nombrada oficialmente Regente por la reina Margarita. Su primera aparición fue justo un día después del nombramiento durante otro viaje a Marruecos, donde llegó a participar en una maratón. Este movimiento significa que podrá asumir las funciones de jefe de Estado cuando la soberana no pueda cumplirlas. Sea como fuere, Mary se ha presentado en París como una excelente «embajadora» y pisando muy fuerte con moda danesa en la ciudad del chic por excelencia.

11Una pareja compenetrada

10En color azul

9Un nuevo vestido 

El azul pato fue el color elegido por Mary de Dinamarca para su llegada a París y las primeras actividades previstas. Desde el primer momento llamó la atención porque se salía un poco de sus líneas habituales y además estaba realmente favorecida.

8Con corte en el escote y original manga francesa

7Un diseño de Ole Yde

Su vestido era de largo midi y presentaba un original corte delantero del que sobresalía una falda plisada en blanco. Las mangas también tienen un corte lateral con un detalle contrastado en blanco y del escote redondo con un profundo corte sale una fila de botones forrados. Se trata de un diseño danés de la firma Ole Yde, con la que Mary hizo patria con moda danesa. Mary completaba su look con unos salones de Gianvito Rossi y una cartera de Quidam.

6Joyas mezcladas

En cuanto a las joyas, Mary de Dinamarca realizó todo un despliegue de piezas de distinta procedencia, desde el brazalete «Love» de Cartier hasta una pulsera de perlas de la firma de alta joyería Dulong.

5También visitó un hospital

Los príncipes asistieron a un encuentro empresarial con compañías daneses, que tuvo lugar en el Grande Arche de la capital. Y después visitaron el Hospital Europeo Georges Pompidou.

4Intensa agenda

3Recepción por la tarde

Ya por la tarde, Federico y Mary de Dinamarca asistieron a una recepción, de nuevo en el Grand Arche, o Arco de La Défense, situado en la zona financiera de París, donde fueron agasajados con un espectáculo al pie de la escalinata. Posteriormente presidieron una conferencia sobre Arquitectura, coincidiendo con el Día Mundial de la Arquitectura y para celebrar también el 30 aniversario del emblemático edificio.

2Cambio de vestido

Mary, de 47 años, escogió otro vestido midi, pero con un toque de noche. Negro y con  lunares y un pronunciado escote barco que resaltaba sus hombros. Es de la firma Black Halo.

1Radiante

Federico y Mary prosiguen con sus compromisos durante estos días con su mejor sonrisa. Seguro que nos quedan muchas oportunidades de ver a la princesa heredera y regente luciendo tan radiante como en estos primeros compases del viaje a Francia.