La exnadadora pasaba por quirófano debido a la grave infección de oído, nariz y garganta con la que lleva luchando desde abril y que la mantiene aislada en Sudáfrica.


Este viernes, 13 de agosto, la princesa Charlène se sometía a una nueva operación para solventar la grave infección de oído, nariz y garganta con la que lleva luchando desde hace meses. Una dolencia que la mantiene recluida en en su país de origen, Sudáfrica, y alejada de su familia. Horas después de pasar por quirófano, el príncipe Alberto de Mónaco ha emitido un comunicado en el que da el último parte sobre el estado de salud de su mujer. 

Foto: Gtres

La intervención de Charlène de Mónaco ha sido todo un éxito, así lo ha confirmado el príncipe Alberto en un comunicado, en donde se muestra tranquilo y agradecido con las muestras de cariño que ha recibido en las últimas horas. «La operación ha salido bien. La princesa está descansando y nuestros pensamientos están con ella«, reza el escrito del hermano de Estefanía de Mónaco compartido por el Palacio Principesco.

Charlène de Mónaco nunca imaginó que la intervención dental a la que se sometió hace unos meses para colocarse un implante le provocaría una grave infección que haría que no pudiera coger un avión de regreso a Mónaco. Entonces, ella misma explicó que sus médicos le habían dicho que sus oídos no soportarían la presión de un vuelo por encima de los 20.000 pies de altura. Hace unas semanas, la mujer del príncipe Alberto confirmaba en ‘Sudáfrica Radio 792’ que no podrá volver al principado hasta finales de octubre. «No puedo forzar la curación«, expresaba.

La exnadadora necesita tiempo para recuperarse y será su familia quien le dará la fuerza que necesita. Este viernes, la Casa Real monegasca confirmaba que tanto el príncipe Alberto como sus hijos, el príncipe heredero Jacques y la princesa Gabriella, viajarán hasta Sudáfrica para estar unos días con Charlène durante su periodo de recuperación. Una visita que seguro será reconfortante y servirá como un buen chute de energía para la princesa.

Los rumores sobre una posible crisis en el matrimonio continúan

Debido a su problema de salud, la princesa Charlène se vio obligada a pasar su décimo aniversario a miles de kilómetros de distancia de su marido. Un hecho que en su día despertó un sinfín de especulaciones y provocó que varios medios de comunicación confirmaran que había una crisis en la pareja. Sin embargo, la exnadadora salía al paso y hacía hincapié en la importancia que tenía su marido en su vida. «Lo que ha sido extremadamente difícil es que me dijo el equipo médico que no podía volver para mi décimo aniversario de boda. Alberto es el principal pilar de mi vida y mi fuerza, sin su amor y apoyo no habría podido superar este momento tan doloroso», explicó en una entrevista concedida a una radio de su país, Channel 24.

Alejada también de sus dos hijos, Charlène ha encontrado en las nuevas tecnologías a su gran aliado para sentirse cerca de los pequeños. Así, la princesa de Mónaco compartía en sus redes sociales varias imágenes en las que podíamos verla disfrutar de una videollamada con ellos. Ya falta poco para que la exnadadora se reencuentre con los suyos y le ponga buena cara al mal tiempo.