La nueva foto oficial de Alberto y Charlène en familia, que ya se puede comprar, muestra a la princesa pre-punk y vestida de una exclusiva firma francesa.


El Principado ya tiene una nueva foto oficial de la Familia Real. El Palacio Grimaldi acaba de publicarla y, avisa, ya está disponible en las correspondientes tiendas de souvenirs. Sí, porque es una costumbre en el pequeño Estado mediterráneo el que se pueda comprar cualquier producto de marketing relacionado con su realeza (al estilo de los británicos). Luego los beneficios de su venta se destinan a las fundaciones solidarias que presiden. En la imagen aparecen Alberto y Charlène junto a sus dos hijos, los mellizos Jacques y Gabriella, de seis años, posando en uno de los salones del Palacio Real. Si seguimos aplicando la lupa, los detalles revelan cosas bastante interesantes.

La princesa Charlène ocupa en centro de la fotografía, tomada por el fotógrafo de los Grimaldi, Eric Mathon. Ella está radiante de blanco con un mono blanco y un voluminoso collar, ambos de Dior. Lo curioso es que se trata de un modelo de 2014. La exclusiva firma francesa es una de sus favoritas. Tanto que no duda en vestir a su pequeña de la misma marca, con un vestidito rosa con un cuello con lazada.

Gtres

En esta sesión la esposa de Alberto luce el pelo bob con flequillo recto, es decir, poco antes del radical corte que se hizo en navidades, cuando impactó mostrando su rapado en un lateral. Quizás consideró que ese look tan punk era poco apropiado para una foto oficial y optó por este más clásico y elegante.

Charlène es la única que permanece sentada y el resto posan de pie a su alrededor, formando una piña. Todo un símbolo. Alberto II deja una mano sobre el hombro de su esposa, mientras que el heredero Jacques agarra la mano de su mamá situado a su derecha y esta abraza a su hija por la izquierda.

Por otro lado, estas nueva fotografía oficial coincide con las declaraciones de la princesa en la revista francesa de corte monárquico Point de Vue, que dedica su portada a la pareja principesca. En ella Charlène aparece con el mismo atuendo que hemos descrito. En la entrevista, la esposa del príncipe Alberto aborda varias cuestiones de actualidad y otras no tanto, como su supuesta crisis eterna matrimonial. En ese sentido, ella contesta alto y claro: «Estoy al 1000 por ciento con mi marido. Le suelo decir que estaré a tu lado hagas lo que hagas, en los buenos momentos y en los malos«.

Respecto a su nuevo peinado, asegura: «Parece que mi corte de pelo provocó todo tipo de comentarios, pero lo llevaba tiempo deseando. Me gusta el estilo, eso es todo. A Jacques y Gabriella les encanta ver a su mamá con su nueva imagen y el príncipe me comprende y le gusta también».