En el UWC Atlantic College de Gales, no solo recibirá una formación académica exclusiva. La hija de los Reyes también tendrá acceso a un sinfín de extraescolares… a cuál más interesante y divertida.


Este viernes, la princesa Leonor comienza una nueva aventura que, muy probablemente, marcará su vida personal y académica. Después de muchas semanas de preparativos, por fin afrontará su primer día de clases en el UWC Atlantic College de Gales (Reino Unido). Este centro, mucho estricto que otros internados en los que han estudiado los miembros de la realeza de generaciones anteriores, es una especie de Hogwarts para hippies pijos de ámbito internacional. Jóvenes de todos los rincones del mundo se darán cita en este colegio exclusivo -aunque no «elistista«, según ellos afirman. Allí, la Heredera al Trono de España recibirá una formación privilegiada. También podrá compaginar sus clases con una enorme variedad de actividades. Estas van mucho más allá de las que extraescolares clásicas de los colegios convencionales. Los idiomas o los deportes de toda la vida no son nada comparado con el amplio abanico de tareas y aprendizajes que podrá realizar la joven cuando salga de las aulas.

Tai Chi, clases de punto, jardinería, cerámica o producción audiovisual son solo algunas de las cosas que podrá participar Leonor en el internado de Gales. En él, las actividades se dividen en tres grandes grupos: las de servicio, con las que se quiere favorecer «el compromiso colaborativo y recíproco con la comunidad en respuesta a una necesidad auténtica»; las de «actividad«, basadas en el «esfuerzo físico» para que los alumnos lleven «un estilo de vida saludable»; y las creativas, donde los chicos pueden «explorar y ampliar ideas que conduzcan a un producto o rendimiento original o interpretativo», según reza el site del centro.

La Princesa de Asturias podría hacer sus pinitos como ‘periodista’ en el periódico del internado

En la página web del internado quedan reflejadas con todo lujo de detalles todo lo que los estudiantes pueden hacer al salir de clase. Basta con echar un vistazo rápido para comprobar que todas las propuestas son igual de atractivas y apetecibles. La hija de Felipe VI Letizia no tendrá tiempo de aburrirse. Y es que tendrá a sus pies un sinfín de posibilidades: desde las labores filantrópicas, la jardinería, el taller «Growers & Harvesters» para cosechar frutas y verduras («calabazas, tomates, papas, pepinos, acelgas, espinacas y frijoles») en el huerto, o el Seafront Service. Una extraescolar pensada para concienciar sobre el medioambiente en la que podrá ayudar en las tareas de limpieza de playas -algo que ya ha hecho su abuela, la reina Sofía, a la que hemos visto en varias ocasiones recoger basura en zonas de playa y ríos-. En caso de apuntarse a esta última opción, Leonor disfrutaría al máximo del océano, ya que «no todo es trabajo duro» y los chavales que forman parte de este grupo también se divierten dándose «un chapuzón en el mar» o participando en «carreras de tablas de surf en la piscina exterior».

Robert Smith

Llaman la atención también las clases de calistenia, las de hockey, las de zumba… Amén de las aulas de fitness, baloncesto, tenis o el ‘fighting fix‘ (una especie de arte marcial que combina técnicas del kickboxing, el boxeo, el jujuitsu o el kárate). Todo un ramillete de actividades deportivas para tonificar músculos y mantener la forma física. Mens sana in corpore sano, dicen.

La verdad es que ante la batería de «CAS Activities» -como ellos lo denominan- del UWC Atlantic College entran ganas de ser escolar de nuevo y apuntarse, como poco, a una de ellas. No falta de nada… Cabe destacar el «New4You«, un servicio en el que los alumnos colaboran activamente en el «Swapshop«, una «atractiva tienda tienda de segunda mano para adolescentes que es de gran ayuda para los estudiantes con beca completa».En este particular establecimiento interno, Leonor y sus amigos tendrán a su alcance ropa y otros artículos donados a precios low cost: papelería, artículos de tocador, adornos, toallas, ropa de cama, ropa deportiva, ropa de abrigo y zapatos. De este modo, a los 76.500 euros que pagarán los Reyes por sus dos años de Bachillerato habrá que añadir poco presupuesto más. La futura Reina no tendrá que gastar demasiado si, por ejemplo, quiere un jersey «nuevo», ya que podrá adquirirlo baratísimo: usado, pero a precio de ganga. Y así aprender el valor del reciclaje y la sostenibilidad con las que tan comprometida está su madre.

La Princesa de Asturias podría hacer sus pinitos como ‘periodista’ en el periódico del internado

Y si quisiera seguir los pasos de su progenitora en el periodismo, también podrá hacerlo. Porque el internado, cómo no, tiene periódico propio. Se llama «Ink«. Y para hacerlo posible, los chicos se encargan de todo el proceso: redacción, edición, maqueta, fotografía… «Se les ocurren todas las ideas para historias, las investigan y finalmente las escriben. Luego, el equipo de estudiantes editores edita esas historias y luego pueden publicarse en línea e impresas», dicen. No se nos ocurre un plan más divertido para las tardes y fines de semana en este internado 3.0 en el que a cualquiera le apetecería entrar.