Los reyes de España han visitado Santiago de Compostela para presidir la ofrenda al Apóstol en el día grande de la comunidad.


Felipe VI y Letizia continúan inmersos en su gira por las diferentes comunidades autónomas para conocer su realidad tras el impacto de la pandemia. Los reyes de España han vivido este sábado su visita más significativa presidiendo la ofrenda al Apóstol en el Día de Galicia.

Después de unos intensos días de gira, los reyes de España han visitado Santiago de Compostela en su día más grande para realizar la tradicional ofrenda al Apóstol. Se trata de la segunda vez que el hijo de Don Juan Carlos preside este acto. Felipe VI lo hizo por primera vez como soberano en 2014, un mes después de su proclamación como rey de España.

Felipe y Letizia llegaban a la capital gallega en la mañana del sábado. En torno a las once de la mañana se dejaban ver en la Plaza del Obradorio para saludar a las autoridades. Después, accedían a la Iglesia de San Martiño Pinario, que acogía la solemne misa en la que el hijo de Doña Sofía se encargará de hacer la ofrenda nacional al Apóstol. Se trata del segundo año consecutivo que se traslada la celebración fuera del conjunto catedralicio. Tras esto, el matrimonio se dirigirá al Pazo de Raxoi, donde se sitúa el Ayuntamiento, para firmar el Libro de Oro.

La presencia de los monarcas en este día tan señalado ha supuesto un gran regalo para los vecinos y visitantes que se congregaban en las inmediaciones para recibirles con vítores, aplausos y ovaciones. La gira finalizará la semana próxima en Navarra, Cantabria y Asturias.

Felipe VI destaca la importancia de las tradiciones

«Todos somos peregrinos recorriendo un camino«, eran las palabras que elegía Felipe VI para iniciar su discurso, en el que señaló la importancia de las tradiciones y cómo estas unen a las personas. Asimismo, el rey de Españo apeló a la importancia de la unidad y el compromiso por el bien común para sobrellevar las situaciones angustiosas derivadas del confinamiento.

Hace unos días continuaban la gira junto a sus hijas

El pasado 23 de julio, los Reyes de España continuaban con su gira y lo hacían acompañados de sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía. La feliz familia hacía parada en Mérida y presidían la apertura del Festival de Mérida. Tras una breve visita al Museo Nacional de Arte Romano, la Familia Real se trasladaba al anfiteatro de la capital extremeña para disfrutar de «Antígona», el espectáculo que ha dado el pistoletazo de salida al Festival. Además de esta visita especial, era la primera vez que la Familia Real hacía noche en el destino. Con esta visita volvían de nuevo a Extremadura después de que el monarca estuviera el pasado 1 de julio en la apertura del paso fronterizo con Portugal (entre Badajoz y Elvas).