Desde el pasado 23 de noviembre, el monarca ha guardado cuarentena preventiva en Zarzuela. ¿Cómo se han organizado la Reina y sus hijas durante su aislamiento? Te lo contamos.


El pasado 23 de noviembre supimos que el Rey Felipe VI iba a guardar cuarentena preventiva durante 10 días. Tras haber estado en contacto con un positivo por Covid-19, el monarca anunciaba, a través de un comunicado de Zarzuela, que suspendería su agenda de compromisos oficiales por motivos de seguridad ante la posibilidad de contraer o poder propagar el coronavirus.

«Su Majestad el Rey ha tenido conocimiento de que una persona con la que ayer tuvo contacto próximo ha dado hoy positivo por COVID-19. Siguiendo las normas sanitarias, a partir de este momento, guardará el preceptivo periodo de cuarentena de diez días, quedando suspendidas todas sus actividades oficiales previstas durante dicho periodo», rezaba el escrito de la Casa de Su Majestad el Rey.

La Reina y sus hijas han seguido con sus rutinas a pesar del aislamiento del monarca

Tras el forzoso parón del monarca, muchos se preguntan cómo se ha apañado la Reina Letizia para compaginar su trabajo con la vida familiar ahora que su marido no puede tener contacto personal con nadie. Pues bien, la respuesta es más sencilla de lo que pueda parecer. Al igual que ha sucedido a otras tantas familias españolas, la Reina y sus hijas ha seguido adelante con sus rutinas diarias a pesar de este contratiempo.

GTRES

Mientras el Rey permanece aislado del contacto con otras personas, la soberana ha sido fiel a su jornada laboral. Sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, también han continuado con sus respectivas rutinas académicas. El día a día de las hijas de Sus Majestades, que cursan sus estudios en el colegio Santa María de los Rosales de Madrid, no se ha visto afectado por la cuarentena de su progenitor. Mientras la Princesa de Asturias estudia de manera semipresencial (puede asistir entre un tercio y la mitad del horario semanal a clase y el resto lo suple con enseñanza online), su hermana sí acude todos los días al centro escolar. La excepcional circunstancia del Rey no ha influido en modo alguno sus hábitos.

Tampoco a la Reina ha notado especiales cambios en sus planes. El pasado 23 de noviembre, dos días después de que su marido anunciase su cuarentena preventiva, Doña Letizia se trasladaba a Madrid para inaugurar en Sevilla el Tourism Innovation Summit. Una importante cumbre del turismo a la que tenía previsto acudir con el Rey Felipe, si este no hubiera tenido que permanecer aislado tras haber estado con un positivo por coronavirus. Desde la capital hispalense enviaba un cálido mensaje de parte del Jefe de Estado. «Permitidme primero que os traslade un saludo con todo cariño del Rey, a quien le habría gustado mucho estar hoy aquí con nosotros en Sevilla (momento en el que la sala ha irrumpido en aplausos). Le he dado mucha envidia cuando esta mañana me he despedido de él. El también es muy consciente del impacto que la epidemia está teniendo en este sector», señalaba.

Cabe recordar que, aunque aislado, el rey no ha dejado de trabajar. Ha tenido que cancelar los actos públicos que tenía programados para los próximos días, pero estar en cuarentena no le impide estar en activo desde su despacho en Zarzuela. El pasado viernes ‘reaparecía’ (de manera virtual) para enviar un mensaje en la sesión inaugural del V Foro Regional de la Unión por el Mediterráneo, que se celebra en Barcelona.

El Rey Felipe reaparece de manera telemática… y con buen aspecto

En su puesta en escena a través de videoconferencia, el monarca se dejaba ver sonriente y con muy buen aspecto. Comenzaba su charla en inglés y manifestaba que su intención era «estar físicamente presente» en la cita, «pero mi plan se ha visto frustrado por tener que cumplir una cuarentena preventiva». No cabe duda de que está llevando bien este periodo de confinamiento. Y, por suerte, su estado de salud es bueno. Ni rastro de contagios. A mediados de la semana que viene podrá desconfinarse, por fin. No sin antes seguir centrado en lo que viene haciendo de manera intensa en los últimos nueve meses: trabajar activamente para frenar el avance de la pandemia en nuestro país.