Como todos los españoles, los Reyes Felipe y Letizia se encuentran confinados en el Palacio de La Zarzuela para combatir la batalla contra el coronavirus que hace ya un mes que intentamos ganar. Eso sí, los monarcas siguen trabajando desde sus respectivos despachos. Y este mismo lunes se han reunido a través de videoconferencia con tres operativos de la Cruz Roja para conocer los detalles de la aplicación del Plan #CruzRojaResponde en coordinación con todas las administraciones públicas.

La pasada semana, los Reyes ya mantuvieron una primera conversación con el Presidente de Cruz Roja, Javier Senent; y este lunes han mantenido contacto con Iñigo Vila, Jefe de la Unidad de Emergencias; Mercedes Mora, voluntaria CRE en Barcelona actualmente en logística; y Raquel Bernedo, responsable Gestión de Información en operaciones. Felipe y Letizia están siguiendo de cerca todo el procedimiento que está llevando el Gobierno y Sanidad para combatir su lucha contra el coronavirus.

Tras esta reunión, la Reina Letizia ha mantenido una conversación con los máximos responsables de la Confederación de Autismo en España, que han explicado la situación de complicación añadida las personas con Trastorno de Espectro Autista y sus familias.

Felipe y Letizia están muy preocupados por los más pequeños

Además, los Reyes están manteniendo comunicación directa con distintos hospitales españoles, mostrando mayor interés en los pacientes más pequeños. De hecho, las dos últimas llamadas que han realizado desde Zarzuela ha sido a a César Gómez, director del Hospital del Niño Jesús de Madrid, centro de referencia de atención a menores; y a Ibrahim Hernández, director del Hospital General Universitario de Albacete. Los Reyes están muy preocupados por como afecta el Covid-19 a los menores, que son las mayores portadores de este virus, aunque los más vulnerables son las personas de avanzada edad.

Durante su última videoconferencia múltiple con varios miembros de la Cruz Roja, Felipe y Letizia han conocido de primera mano las labores de la organización, que ha realizado más de 200.000 intervenciones por toda España gracias a la colaboración de 11.200 voluntarios. Todo está siendo destinado a personas en situación de vulnerabilidad y población general, además este plan contempla la actuación y respuesta para los próximos dos meses y pretende alcanzar la cobertura a más de 1.350.000 personas con un presupuesto estimado de 11 millones de € y la movilización de 40.000 personas voluntarias.

Rostros serios y de preocupación

Esta es la tercera vez que la Reina Letizia se enfrenta a su trabajo desde el despacho y a través de videoconferencias. Ya la vimos dos veces la pasada semana y parece que será habitual que los monarcas estén comunicándose con diferentes organizaciones a través de videoconferencias o llamadas telefónicas. Con semblante serio y preocupado, los Reyes están siguiendo de cerca esta crisis sanitaria que ya se ha cobrado más de 85.000 contagiados y más de 7.000 fallecidos este lunes pasadas las 11 de la mañana. A pesar de no poder seguir con su agenda de actos oficial, ambos tienen compromisos desde sus respectivos trabajos y se están «reuniendo» con las organizaciones pertinentes.