El Rey Juan Carlos ya tiene el «camino despejado» para volver a España, aunque sus amigos dicen que no será inmediato ni definitivo y ya adelantan cuándo quiere volver a su país, aunque sea solo de visita


El Rey Juan Carlos respira algo más tranquilo tras ser archivadas las diligencias de la investigación del Tribunal Supremo que le pisaba los talones y que trataba de dilucidar el grado de responsabilidad de sus despistes a la hora de hacer frente a sus responsabilidades fiscales o la procedencia del dinero que atesora en cuentas en el extranjero. Una buenísima noticia que le salva no solo de un proceso judicial que pocos creían que fuese a producirse, sino también le abre las puertas para su regreso a España, tras establecer su vida en Abu Dabi tras el surgimiento de las noticias de sus líos con la justicia patria. Concretamente han pasado 14 meses desde que el Rey Emérito hiciese las maletas para instalarse fuera de nuestras fronteras en un lugar indeterminado que semanas después logró desvelarse gracias a la labor de los periodistas.

La decisión de la Fiscalía de dar carpetazo a las tres investigaciones abiertas contra el Rey Juan Carlos sobre su patrimonio en el extranjero es una muy buena noticia para tranquilidad del Monarca y sus seres queridos. Aunque ya la esperaban desde hacía meses, sin este anuncio del fin de sus problemas judiciales se dificultaba su regreso a suelo español, el cual aseguran que tendrá lugar el próximo mes de diciembre coincidiendo con las festividades navideñas, pero que no será definitivo, pues en su mente está hacer primero unas visitas para tantear el terreno y la opinión pública, pero continuará viviendo en Abu Dabi alejado de la atención mediática y la presión institucional.

Foto: Gtres

El Rey Juan Carlos tiene la firme intención de regresar a España en un futuro próximo, fijando algunos medios este importante hecho para las próximas navidades. Aun así, desde el entorno más próximo del Emérito informan a ‘El País’ que él no vendrá si con ello perjudica a la imagen pública de la Corona y que este es su principal obstáculo para dejarse ver de nuevo en suelo patrio. Sin embargo, aseguran que este archivo de las diligencias “despeja el camino” para su vuelta, aunque no será definitiva y tampoco inmediata, pues con estos temas hay que tener pies de plomo y un paso en falso podría causarles nuevos problemas a la Familia Real y a la propia Institución a la que representan.

Eso sí, con su regreso a España, aunque sea tan solo de visita tras 14 meses lejos de su reino, no da por finalizado su problema de imagen y es que el escrito que prepara la Fiscalía del Tribunal Supremo promete traerle más quebraderos de cabeza. Este texto vendrá a informar de que se ha decidido archivar las tres investigaciones abiertas para conocer la procedencia del dinero que el Monarca poseía en cuentas extranjeras. Pero también se espera que en el documento se informe sin reparo alguno de los supuestos delitos cometidos y de los que han recabado pruebas suficientes después de dos años de investigación, pero que han tenido que abandonar y no llevarlos a juicio por diversas cuestiones. No se le podrá juzgar no solo por la inviolabilidad del Rey recogido en la Constitución Española en el artículo 56.3, sino también porque estos desmanes habrían prescrito y porque él se adelantó y regularizó su situación fiscal antes de conocerse incluso la cantidad que se le reclamaba.