Buenas noticias para el Rey Juan Carlos. Tras casi dos años de investigación, la Fiscalía del Tribunal Supremo ha decretado este miércoles el archivo de la investigación abierta sobre el patrimonio en el extranjero del emérito. Así lo recogen los dos decretos de archivo de las tres diligencias que mantenía abiertas el ministerio público. En estos documentos, firmados por el fiscal jefe de Anticorrupción, Alejandro Luzón, se refleja que Ministerio Público considera que no hay indicios de criminalidad sólidos contra el monarca emérito y, por tanto, no se va a querellar contra él. Esta decisión libera por completo al padre de Felipe VI de la pesada carga con la que tomó rumbo en agosto de 2020, cuando anunció que abandonaba España para retirarse por tiempo indefinido a Emiratos Árabes. Ahora queda liberado de ser examinado con lupa por los tribunales, lo que le da carta libre para regresar a nuestro país.

En los dos decretos de archivo, la Fiscalía enumera todos los hechos por los que se ha investigado al emérito: las posibles comisiones del AVE a La Meca, los regalos recibidos por el multimillonario mexicano Allen Sanginés-Krause y la fortuna oculta en la isla de Jersey. Tres asuntos que han puesto en jaque la imagen del que fuera jefe del Estado entre 1975 y 2014 y a los que 18 meses después de su exilio voluntario se les ha dado carpetazo.

La Fiscalía del Tribunal Supremo no ve indicios de delito

Sobre las comisiones del AVE a La Meca, el Ministerio Público destaca que la investigación no ha podido establecer vinculación entre el ingreso de 64.884.405 euros y la adjudicación del proyecto de construcción de la línea de ferrocarril de alta velocidad en Arabia Saudí. Por lo tanto, dicha cantidad no guarda relación con el pago de comisión alguna. Se trataría de «un regalo que pudiera haber sido recibido en consideración a la condición de jefe del Estado que Don Juan Carlos de Borbón desempeñaba en 2008 y, por tanto, susceptible de integrar el delito de cohecho del artículo 422 del Código Penal», dice el escrito.

Respecto a los regalos del magnate mexicano, la Fiscalía indica que «no existe constancia de contraprestación alguna por las transferencias efectuadas entre los años 2016 y 2019 por Allen Sanginés-Krause a Murga Mendoza y de las que ha sido beneficiario directo o indirecto» el monarca. Tampoco se ve «indicio alguno» que permita vincular la fortuna oculta en la isla de Jersey, a través del trust The JRM 2004, el fiscal explica que entre los años 2004 y 2021 «no existe indicio alguno que permita vincularlo» con el Rey y que «en ningún momento ha tenido la condición de beneficiario del trust». Tampoco consta que haya percibido cantidad alguna de sus cuentas».

En el caso de las regularizaciones fiscales, el fiscal destaca que ha sido la actuación de la Fiscalía la que ha permitido recuperar 5.095.148 euros al erario público. Se trata de la cantidad correspondiente a las cuotas que Juan Carlos I no abonó en su momento y cuyo pago regularizó más tarde, con intereses incluidos.

Rey Juan Carlos posado
© Redes sociales.

El Ministerio Público concluye que no hay motivo para presentar una querella a Juan Carlos de Borbón por su condición de inviolable mientras fue jefe del Estado. ¿Las causas? Han prescrito los hechos delictivos, por las regularizaciones fiscales que lo han salvado de ser perseguido por delito fiscal y por falta de indicios de delito en otros casos. Un verdadero alivio para el rey Don Juan Carlos, que está deseando hacer las maletas para volver al país. Su deseo de regresar es algo de lo que ha dejado constancia de maneras diversas, siempre a través de terceras personas. Es el caso del periodista Carlos Herrera, quien desvelaba recientemente los deseos del patriarca del clan Borbón. El rey le ha expresado al periodista su deseo de instalarse nuevamente en España «cuando se den las circunstancias oportunas» y no generen inestabilidad a su hijo Felipe VI.

El Rey Juan Carlos desea volver a España

«El rey está más delgado y con un aspecto enormemente saludable. Se mantiene en forma. Hace todos los días ejercicio con ayuda de un fisio. Su estado de salud es todo lo deseable que pueda tener una persona de su edad. Está como no le he visto en mucho tiempo», indicaba el pasado 31 de enero el director de ‘Herrera en COPE’. Vamos, que don Juan Carlos está en plena forma. Listo para hacer las maletas y retornar al territorio nacional.

Infanta Elena padre
Gtres.

Ahora que se sabe que el rey Juan Carlos tiene las puertas abiertas para poder regresar a palacio también se ha dado a conocer que su hija mayor, la infanta Elena, se ha trasladado a un piso en el centro de Madrid valorado en 2,5 millones de euros. Se trata de un piso de 242 metros cuadrados en un edificio construido en el año 1960 en el barrio de Almagro, en el centro de Madrid.

La infanta Elena se ha mudado a un piso adaptado a personas con movilidad reducida

La residencia tiene cuatro dormitorios, cuatro baños y dos balcones a la calle, según ha adelantado ‘Lecturas’. Tampoco le faltan instalaciones para hacer confortable su día a día: ascensor, plaza de garaje y portero físico. En una de esas amplias habitaciones, si lo deseara, podría instalarse, si quisiera, el rey don Juan Carlos. Y es que el piso está adaptado para personas de movilidad reducida. Teniendo en cuenta que el monarca lleva años padeciendo dolencias en las piernas y en las caderas, lo que le obliga a andar con bastón, no resulta descabellado pensar que su hija haya querido contar con un hogar en el que puedan pasar tiempo juntos, ya que la relación entre ellos es muy estrecha.