viernes. 14 mayo 2021

El Rey Felipe VI rompe su silencio sobre la situación de su padre, Don Juan Carlos

Desde que Don Juan Carlos se fuera de nuestro país para instalarse en Abu Dabi, el Rey Felipe ha preferido no pronunciarse. Hasta ahora. Así de crítico se muestra con las polémicas que ha protagonizado su padre durante estos últimos meses.


Desde que el Rey Don Juan Carlos hiciera las maletas para desplazarse hasta Abu Dabi en agosto, el Rey Felipe VI ha preferido no hacer mención a nada de las polémicas que ha protagonizado su padre. Sin embargo, durante el tradicional discurso que da cada año en Nochebuena ha roto su silencio sobre la situación en la que se encuentra el Rey emérito.

El Rey Felipe VI es conciso, pero no se anda con rodeos y critica con dureza todas las polémicas que han rodeado a su padre durante todos estos meses: «Ya en 2014, en mi Proclamación ante las Cortes Generales, me referí a los principios morales y éticos que los ciudadanos reclaman de nuestras conductas. Unos principios que nos obligan a todos sin excepciones; y que están por encima de cualquier consideración, de la naturaleza que sea, incluso de las personales y familiares».

De esta forma, el Rey apunta a los principios morales y éticos que obligan a todos sin excepciones. Felipe ha preferido no dar nombres, pero este es el párrafo con el que se pronuncia acerca de todos los problemas en los que se ha visto envuelto su padre, que el pasado mes de agosto decidía irse del país para instalarse en Abu Dabi.

© YouTube Casa Real.

Allí es donde precisamente pasará las Navidades. Así se confirmó hace apenas unos días, cuando Carlos Herrera, que mantiene una relación muy cercana con el Rey emérito aseguraba que Don Juan Carlos había decidido pasar allí estos días con el fin de no exponerse al riesgo del coronavirus.

Durante unas semanas se ha estado hablando, precisamente, de la posible vuelta de Don Juan Carlos a España. Muchos medios de comunicación nos hemos hecho eco de que podría instalarse en casa de su hija, la Infanta Elena. Pero parece que la vuelta no está tan cerca como se pensaba en un primer momento.

Se ha comentado que podría instalarse en casa de su hija Elena

© Gtres.

Carlos Herrera ha anunciado también que Don Juan Carlos no viajará a España como tenía previsto en Navidad. El Rey emérito ha transmitido un mensaje a sus familiares y amigos en el que asegura que ha decidido no viajar a nuestro país en estas fechas por razones relacionadas con la pandemia de coronavirus. Y es que él mismo asegura que es una persona de alto riesgo y que prefiere continuar instalado en Abu Dabi prefiriendo así «la estabilidad del lugar en el que se encuentra con la esperanza de que todo mejore».

Don Juan Carlos podría esperar a que pasen las Navidades y se controle la situación en nuestro país para volver. El monarca lleva allí desde agosto, hasta donde viajó cuando su nombre estaba en plena polémica y para alejarse del revuelo mediático que estaban causando las informaciones que estaba protagonizando.

El Rey emérito felicita la Navidad a pesar de las polémicas

Don Juan Carlos sigue estando presente en la Familia Real a pesar de todas las polémicas que ha protagonizado en los últimos meses. Así lo confirman con la postal navideña que han distribuido y en la que el emérito sigue teniendo presencial. Como viene siendo habitual, en vísperas de la Navidad, desde Casa Real han emitido las diferentes postales navideñas. La primera de ellas ha sido de los Reyes, Felipe Letizia, y sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, teniendo como protagonistas a las menores; y también han distribuido la de Don Juan Carlos y Doña Sofía, como han venido haciendo durante años.

Don Juan Carlos paga 678.000 euros y se pone al día con Hacienda

A través de un escueto comunicado, el Rey Don Juan Carlos se ponía al día con Hacienda pagando la cantidad de 678.393,72 euros. Los abogados del emérito fueron los encargados de anunciar la noticia. La defensa de Juan Carlos I presentaba el pasado 9 de diciembre una declaración voluntaria ante Hacienda por importe de 678.393 euros, incluyendo intereses y recargos, en el caso de las denominadas tarjetas opacas, que han hecho que la monarquía vuelva a estar en el ojo del huracán.

El rey emérito, que abdicó en 2014 en nombre de su hijo, el actual rey Felipe VI, admitía que había presentado una declaración a Hacienda para regularizar su situación fiscal. En el escueto comunicado emitido por sus abogados, Javier Sánchez Junco, sostenía que «S.M. el Rey D. Juan Carlos me ha dado instrucciones para que haga público que, en el día de hoy, ha procedido a presentar ante las Autoridades Tributarias competentes, una declaración sin requerimiento previo, de la que ha resultado una deuda tributaria, ya satisfecha, por importe de 678.393,72 incluyendo intereses y recargos».

X