La Reina Sofía, de 82 años, retoma sus compromisos con la tranquilidad de haber sido inmunizada contra el coronavirus a su debido tiempo.


A sus 82 años, la madre del Rey Felipe puede presumir de una excelente forma física y mental. Tanto que aún mantiene una agenda activa que complementa la de los Reyes. Aunque en el último año se ha visto notoriamente mermada a causa de la pandemia (el confinamiento, ser persona de riesgo por su edad, etc), lo cierto es que poco a poco está retomando sus actividades. Y ahora con mayor tranquilidad que nunca, ya que acaba de recibir la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus. Una vez inmunizada por completo, la Reina Sofía ha reaparecido para cumplir con sus obligaciones.

Lo ha hecho en una salita del palacio de La Zarzuela, donde reside, para presidir por videoconferencia una reunión de trabajo con la Federación Española del Párkinson, con motivo de la celebración del Día Mundial del Párkinson. Eso sí, la soberana no se olvida de seguir manteniendo las normas sanitarias y apareció con la mascarilla puesta. Por lo demás, Doña Sofía lucía un excelente aspecto: más delgada, con el pelo algo más largo, chaqueta de tweed y sus habituales joyas (collares, anillos, múltiples pulseras…).

Casa de S.M. el Rey.

El pasado 16 de marzo la Reina Sofía recibía su primera dosis de la vacuna contra la Covid-19. Lo hacía en el centro de salud de El Pardo, el que le corresponde, y a su debido turno, como destacaron desde la Casa Real. El pasado 9 de abril regresaba al mismo lugar para que le inocularan la segunda dosis. Una actitud responsable que contrasta con la de sus hijas, la Infanta Elena y la Infanta Cristina, mucho más jóvenes que ella, y que se adelantaron al protocolo al ser vacunadas cuando se les «ofreció», según se justificaron en un polémico comunicado, al tener que viajar con frecuencia para visitar a su padre, el Rey Juan Carlos, en Abu Dabi. El monarca, por cierto, también fue vacunado allí.

Así pues, tranquilidad para Doña Sofía en todos los sentidos: primero, por su salud, y segundo por la opinión pública, que ha criticado la actitud ventajista de sus hijas desatando otro maremoto para la Casa de Su Majestad el Rey.

Casa de S.M. el Rey.

Bajo el lema «Afrontar la enfermedad de Parkinson en época COVID-19», en esta reunión se abordaron aspectos relacionados con la situación derivada de la pandemia global en la enfermedad de Párkinson, que afecta a alrededor de 160.000 personas en España, y sus consecuencias en lo físico y emocional de los pacientes. Su Majestad aprovechó también para enviar sus condolencias a los familiares de los fallecidos con motivo de la COVID-19, animó a las asociaciones a continuar con su trabajo diario y pidió la colaboración en la campaña “Neuro 2020/22” para poder vencer a las enfermedades neurodegenerativas.