Descubrimos el detalle con el que la reina Letizia se está 'vengando' de su cuñada, la infanta Cristina, que vuelve a la Familia Real por la puerta grande. Se trata de sus pendientes, pertenecientes al joyero real, pero que la infanta usó el día de su boda y Letizia pasea siempre que le apetece


Es un hecho que la infanta doña Cristina ha vuelto a la Familia Real por la puerta grande. Aunque no haya roto con su marido Iñaki Urdangarin, quien se encuentra aún pagando su deuda con la Justicia, la hija menor de los Eméritos ya está libre de toda culpa, lo que le ha permitido ‘rehabilitarse’ como miembro de pleno derecho en el clan Borbón.

Así pudimos comprobarlo el pasado mes de noviembre cuando doña Cristina y sus hijos posaron junto a los Reyes en la imagen que la Casa del Rey distribuyó con motivo del 80 cumpleaños de la reina doña Sofía. Una imagen en la que el foco de atención se concentraba irremediablemente en la ‘hija pródiga’, que regresaba a Zarzuela por la puerta grande, a pesar de las reticencias que a lo largo de los años habían mantenido los Reyes actuales, dicen, especialmente doña Letizia, por velar por la buena reputación de la Corona.

Independientemente de las rencillas del pasado, es imposible saber cómo es la relación entre doña Letizia y doña Cristina a día de hoy, pero hay un detalle en la elección de los complementos por los que se decanta la Reina últimamente que hace pensar en que la esposa de Felipe VI está remarcando su posición respecto a su cuñada.

El día de su boda, doña Cristina lució unos pendientes de chatones que pertenecen al lote de ‘joyas de pasar’ de la reina Victoria Eugenia. Unas piezas que están destinas exclusivamente al uso de las reinas de España, pero que su madre, la reina doña Sofía le cedió para un día tan especial contraviniendo los designios establecidos por la reina Ena. Desde que Cristina utilizara los chatones, nadie más que doña Sofía o doña Letizia ahora los ha vuelto a lucir, tal y como marca la tradición. Hasta aquí no hay nada extraño

Sin embargo, aunque doña Letizia tiene a su disposición todo el joyero real para hacer uso de él a voluntad, ha sido en los últimos meses cuando más la hemos visto con los chatones, precisamente coincidiendo con la ‘rehabilitación’ de la infanta doña Cristina. ¿Será una manera de decirle que nunca más podrá llevarlos? ¿O ha sido una simple coincidencia?. Solo ella lo sabe.