La hermana del Rey, la infanta Cristina, ha regresado a Zarzuela en Navidad junto a sus hijos tras cinco años de ausencia y con su marido en prisión. Visitó a su esposo con su hijos en la cárcel, pero pasó las fiestas con su familia en palacio como una más


Doña Cristina ha vuelto a casa por Navidad. Tras cinco años de ausencia, la exduquesa de Palma ha regresado a Zarzuela para disfrutar de las fiestas navideñas en familia. Así lo ha confirmado la edición digital de la revista Vanity Fair. La hija menor de los reyes eméritos ha pasado la Nochebuena en el Palacio de la Zarzuela en compañía de sus hijos y del resto de miembros de la Familia Real. Una situación que no se producía desde 2013, cuando empezaron los rumores que apuntaban a la posible imputación de doña Cristina por el caso Nóos, que se confirmó unos meses más tarde y que provocó que la hermana del Rey se haya tenido que refugiar en su familia política.

El regreso de la Infanta a Zarzuela en unas fechas tan significativas no es casual. Aunque su marido, Iñaki Urdangarin, todavía está cumpliendo condena en la cárcel de Brieva, la hija de don Juan Carlos ha saldado su deuda con la Justicia y se encuentra libre de toda culpa. No en vano, el pasado mes de noviembre, con motivo del cumpleaños de la reina doña Sofía, Cristina regresó a Palacio e incluso posó con los Reyes en la foto oficial de la celebración. Tras este primer paso, la Infanta también se ha dejado ver con su padre en Abu Dhabi en un claro gesto de que su regreso al núcleo familiar es un hecho.

La cena en Zarzuela ha consistido en un buffet libre y frío que permite que el personal de Palacio pueda acabar pronto y retirarse a pasar la noche con sus familias. Este año no han asistido ni la infanta doña Pilar ni doña Margarita, que han preferido celebrar en sus respectivas residencias.