La Reina siempre se ha caracterizado por estar muy pendiente de sus hijas en cada una de las apariciones públicas que hacen. Durante la última visita que han hecho en Palma de Mallorca, salía al rescate de una pregunta incómoda que hicieron a la Princesa Leonor.


Por todos es sabido la atención que presta la Reina Letizia a sus hijas, la  Princesa Leonor y la Infanta Sofía, en cada uno de los actos públicos y oficiales que protagonizan junto a sus padres. La Reina ha demostrado siempre que está muy pendiente de ellas a través de la mirada o incluso haciendo algunos gestos para que sus actos no se salgan de lo establecido.

Sin embargo, hay veces que no puede controlar algunos de los factores con los que se encuentran las jóvenes, sobre todo cuando están en contacto con personas que todavía no son conscientes del todo de quiénes son Leonor y Sofía. Esto es lo que ocurría este pasado martes cuando Felipe, Letizia y sus hijas visitaban el centro socioeducativo Naüm en Son Roca, en Palma de Mallorca.

Y es que allí se reencontraron con numerosos jóvenes, que tuvieron la suerte de estar cerca de Leonor y Sofía y hacerse fotos con ellas. En este momento, una de las jóvenes que se encontraban allí decidió hacerle una pregunta a la Princesa Leonor: «¿Qué quieres ser de mayor?», se dirigía la niña a la hija mayor de los Reyes con naturalidad.

Antes de que Leonor pudiera contestar, allí estaba Letizia para responder la pregunta de la niña. La Reina no dudó en ayudar a su hija y le contestó: «Lo que quiere no, lo que debe ser», le respondía Letizia, que siempre ha tratado de que sus hijas no tengan que enfrentarse a algunos momentos incómodos a los que se pueden enfrentar en sus actos oficiales.

Con esta anécdota no solo recalcamos la atención que tiene siempre Letizia con sus hijas, sino que además, demuestra que su hija Leonor no va a tener opciones para elegir qué quiere ser de mayor, ya que su labor será ser Reina de España. Lo cierto es que Letizia no dejó que su hija contestara, donde podríamos haber visto la reacción que hubiera tenido Leonor ante esta pregunta inesperada.

Una visita que demuestra la labor social de la Familia Real

Este verano está siendo muy atípico para todos, por culpa de la crisis sanitaria que provocaba y está provocando el coronavirus en nuestro país. También va a ser un verano diferente para la Familia Real, que durante sus vacaciones en Palma de Mallorca están llevando a cabo algunos actos oficiales. Esto nos está permitiendo ver más veces de las habituales a los Reyes, que en algunas de sus citas acuden junto a sus hijas.

El espíritu de servicio y trabajo va a marcar este veraneo real y esta visita es el mejor ejemplo de ello, pues han pisado una de las barriadas más desfavorecidas de la capital mallorquina. En este sentido, la presencia de la Princesa Leonor y la Infanta Sofía supone una inmersión en la realidad bastante llamativa y acorde con unos tiempos complicados, aunque solo tengan 14 y 13 años respectivamente.

Acudieron a Son Roca, que es una entidad sin ánimo de lucro gestionado por las Hermanas de de la Caridad de San Vicente de Paúl que lleva 20 años dando respuesta a las necesidades y problemáticas de la población infanto-juvenil de la barriada de Son Roca, Son Ximelis, Son Anglada y Son Serra-La Vileta. Su objetivo es promover la inclusión social y el crecimiento integral de niños, adolescentes, jóvenes y sus familias. Naüm atiende a alrededor de 850 personas, que participan en las diferentes iniciativas comunitarias, de grupo e individualmente.

Viaje a Menorca sin sus hijas

Este jueves, los Reyes volvían a reaparecer para acudir a Menorca. Han viajado sin la compañía de sus hijas, que se quedaban en el Palacio de Marivent para disfrutar de una jornada entre hermanas. Felipe y Letizia han aterrizado en el aeropuerto de Mahón poco antes del mediodía.

Desde ahí se han trasladado a la Cooperativa Insular Ganadera (COINGA), en Alaior, la mayor productora del queso emblemático de la isla de Menorca, constituida en 1966 tras la unión de diversos ganaderos de la isla. Allí han saludado a un grupo de personas que portaban banderas y pancartas de apoyo, en una de las cuales se leía: «España os quiere».

Felipe ha acudido a esta visita con una camisa de lino conocida como Guayabera en color azul, una prenda ligera, perfecta para soportar las altas temperaturas. Por su parte, la Reina Letizia elegía un vestido blanco con brocados en la falda y unos volantes en sus tirantes. No ha olvidado su calzado preferido del verano y la bolsa típica de las Islas Baleares, que ya estrenó el pasado año. El próximo lunes tocará Ibiza, en la que los Reyes visitarán el Museo Monográfico y Necrópolis de “Puig des Molins”, en Eivissa; y la localidad de Sant Antoni de Portmany (San Antonio Abad).