Juntos de la mano, se les ve por el jardín… Esta era una frase de una famosa canción de Víctor Manuel que se nos viene a la cabeza al ver a Iñaki Urdangarin de paseo con una mujer, pero no por el jardín, sino por la playa de la localidad francesa de Bidart. Una mujer que no es la Infanta Cristina, su esposa. ¿Qué pasa entonces? ¿Estamos ante una crisis matrimonial o una separación? ¿No es nada?

Gtres
Gtres

Unas fotos publicadas por la revista Lecturas, en las que se observa a Urdangarin en compañía de otra mujer, han causado sorpresa y han provocado algunas sospechas.

No tendrían mayor trascendencia si solo fueran caminando, como dos amigos o conocidos, pero el matiz de ir agarrados de la mano aporta otro tipo de información. Si son amigos, lo son tanto como para avanzar haciendo gala de un gesto bastante íntimo y a menudo reservado para las parejas. De hecho, es una imagen bastante frecuente de Urdangarin con su esposa.

También es cierto que lo hacen a plena luz del día, sin ocultarse, por lo que la imagen sería de completa ‘normalidad’ y la muestra del cariño entre dos personas, que no tiene que reservarse exclusivamente al sentimiento romántico.

© Gtres.
Gtres.

SEMANA ha buscado las primeras reacciones ante esta noticia. Desde Casa Real nos matizan que no comentan sobre este asunto, porque no les corresponde, ya que su labor se circunscribe a la Jefatura del Estado.

Gtres.
Gtres.

Por otro lado, desde el despacho de abogados de Miquel Roca, quien fuera letrado de la Infanta Cristina durante el Caso Nóos y que en 2018 sí habló de «falsedades» ante la noticia de un posible divorcio del matrimonio, nos dicen que «el señor Roca ni responde a este tipo de noticias ni tiene ningún tipo de relación con Casa Real como para emitir una opinión».

Según este prestigioso bufete, «el señor Roca fue abogado de la Infanta Cristina por un tema puntual y además él mismo no va a hablar de eso porque no le interesan esos temas personales». También resaltan que «ya no somos abogados de la Infanta. No sigue siendo clienta nuestra de ninguna manera«.

© Gtres
© Gtres

Mario Pascual Vives, abogado de Iñaki Urdangarin, ha preferido no hacer declaraciones ante las cámaras al ser preguntado por el tema. Lo mismo que la Infanta Elena, quien ha sido sorprendida a la salida de su domicilio en Madrid. Solo uno de los hijos de la pareja, Pablo, que ahora vive en Barcelona, ha pronunciado unas llamativas palabras al respecto: «Son cosas que pasan», dice.

La Infanta Cristina sigue residiendo en Ginebra (Suiza), ahora solo con la menor de sus cuatro hijos, Irene, ya que los tres varones han volado fuera del nido por estudios o deportes (Juan está en Madrid, Pablo en Barcelona y Miguel en Reino Unido).

Mientras tanto, Iñaki Urdangarin vive en Vitoria, cerca de su madre, Claire Liebaert, tras haber obtenido el tercer grado de su condena por el Caso Nóos.

© Gtres
© Gtres

A pesar de la distancia, el matrimonio procura encontrarse lo máximo posible. Sin ir más lejos, estas navidades se juntaban como cada año con el resto de la familia Urdangarin para celebrar las fiestas e incluso los antiguos duques de Palma se iban con sus cuatro hijos a esquiar a la estación de Baqueira, tras cinco años de ausencia de sus pistas.

© Gtres
© Gtres

El pasado octubre también se veía a Urdangarin y la Infanta juntos para ir a ver a su hijo Pablo durante un partido del equipo de balonmano del Barcelona, donde el joven sigue los pasos de su padre en este deporte.

Durante su matrimonio ha habido rumores de infidelidad de Urdangarin, nunca confirmadas, y hasta de divorcio, que sonaron muy fuertes en 2018. A pesar de todo el periplo judicial y hasta el ingreso en prisión del cuñado del Rey, la Infanta Cristina siempre se ha mantenido a su lado.