La salud de la infanta Pilar continúa resintiéndose y ha tenido que ser de nuevo ingresada en un hospital de Madrid este domingo, en el cumpleaños de su hermano, el Rey Juan Carlos, que cumplía 82 años


Malos momentos para la Familia Real, que este lunes 6 de enero ha comenzado de nuevo la agenda oficial con la Pascua Militar, presidida por el Rey Felipe y la Reina Letizia, pero con la mente puesta en otro sitio. Concretamente en la clínica Rúber Internacional de Madrid, donde se encuentra ingresada de nuevo la infanta Pilar, hermana del Rey Juan Carlos, donde permanece desde la noche de este domingo, día en el que, por cierto, cumplía 82 años su hermano.

La infanta Pilar era ingresada en la citada clínica madrileña, aunque se desconoce por el momento la causa última de su hospitalización. La última vez que estuvo en un hospital durante varios días negó que se tratase por algo relacionado con el cáncer de colon que se le diagnosticó, por eso se recomienda prudencia a la hora de afirmar tal posibilidad.

La familia de la infanta Pilar está preocupada por su salud y ha sido su hijo, Fernando Gómez-Acebo, quien le ha acompañado hasta la Rúber Internacional de Madrid en la noche de este domingo para ser ingresada de nuevo. Un mal año el que lleva a sus espaldas en cuestiones médicas, pero de las que ha demostrado tener una gran entereza y sentido del humor, tratando de restar importancia al delicado asunto siempre que ha tenido oportunidad de ponerse ante las preguntas de los reporteros.

El pasado mes de febrero tuvo que ser trasladada de urgencia desde Mallorca a Madrid para ser operada de una obstrucción intestinal. Estuvo ingresada durante dos largas semanas, pero salió asegurando encontrarse “divinamente”, aunque su aspecto desmejorado preocupó en su día a todos. No obstante, con el paso de los meses la hemos visto en numerosas ocasiones en público, ya habiendo recuperado el ánimo y, al parecer, también la salud. Hasta que en verano sufriese una “bajada de defensas en general”, que le mantuvo de nuevo hospitalizada en Mallorca.

Eso sí estos baches no le han impedido estar al frente del Rastrillo benéfico Nuevo Futuro, el cual amadrina desde hace años con el objetivo de recaudar fondos para los más desfavorecidos. Y es que aunque su salud preocupe mucho a su familia en los últimos meses, ella prefiere que toda la preocupación se centre en aquellos que menos tienen y más necesitan. Todo un ejemplo a seguir el de la infanta Pilar.