El marido de la Infanta Cristina empieza el año 2021 sin recibir la noticia que más espera: la de recibir que le permiten el tercer grado. Eso sí, le han flexibilizado sus condiciones.


El año no acaba para Iñaki Urgangarin como él esperaba. Sigue sin recibir la noticia de que le permitan el tercer grado. Y es que por segunda vez, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha desatendido el criterio de la Junta de Tratamiento de la cárcel de Brieva y se le ha denegado al marido de la Infanta Cristina el tercer grado.

Pero no todo son malas noticias para el cuñado del Rey Felipe VI. Y es que aunque no ha podido celebrar que le hayan concedido el tercer grado, Prisiones sí ha decidido flexibilizar las condiciones de su condena. De hecho, seguirá cumpliendo con la condena en un Centro de Inserción Social y no en la cárcel de Brieva. Además, podrá ir a su casa un fin de semana al mes y trabajará de lunes a viernes como voluntario en el Hogar Don Orione.

Seguirá cumpliendo condena en un centro de inserción social

© Gtres.

El Centro de Inserción Social que se ha elegido para Iñaki Urdangarin es el de Alcalá de Henares, en Madrid. En cuanto a su asistencia al Hogar Don Orione antes de que se le haya concedido esta semilibertad era de tres días a la semana. Ahora lo hará cinco días para cumplir con su voluntariado.

La Junta de Tratamiento de la cárcel de Brieva solicitó el tercer grado para Iñaki, pero el tiempo que llevaba en prisión hizo que no se aceptara. Cabe recordar que fue condenado a cinco años y cinco meses de prisión por delito continuado de prevaricación, fraude a la Administración Pública, tráfico de influencias y dos delitos contra la Hacienda Pública. Los magistrados no se lo concedieron porque consideraron que «la conducta global del interno una evolución suficientemente favorable, por el momento, que permita inferir una capacidad para llevar en lo sucesivo un régimen de vida en semilibertad, siendo precisa la consolidación de la evolución personal del mismo».

Una noticia que llega después de su permiso penitenciario de Navidad

© Gtres.

Iñaki Urdangarin ha pasado unos días en Vitoria, donde tiene por tradición pasar las fiestas navideñas, ya incluso antes de que las acusaciones de fraude a la Administración, malversación de fondos públicos, la prevaricación, el tráfico de influencias y el doble delito de fraude fiscal fueran sentenciadas y su libertad se viese limitada.

Hasta su tierra natal acudió al encuentro de su madre, Claire Liebaert, en compañía de su mujer, la infanta Cristina, y sus hijos. Un plan que viene teniendo por tradición y con los que busca el calor de su familia, notar el contacto de los suyos y olvidar por unos días las largas horas de soledad en su celda de la cárcel de mujeres de Brieva.

Existían ciertas dudas sobre si se le había concedido un permiso penitenciario para estar en familia durante unos días y así despejar su mente más allá de las rejas y los muros que suponen su rutina carcelaria. La situación actual con el coronavirus restringe especialmente el contacto entre presos y el exterior, debido a que un positivo en prisión podría suponer un brote multitudinario. Algo que se quiso evitar cuando Iñaki Urdangarin tuvo que permanecer en cuarentena de diez días al estar en contacto estrecho con un positivo en Covid-19. Esta cercanía dejaba en el aire el permiso penitenciario del exconde, así como el plan de Navidad de la infanta Cristina.

La Infanta Cristina viajó aún así a nuestro país

A pesar de las restricciones y las complicaciones que hay para viajar entre los diferentes países del mundo, la Infanta Cristina no ha dudado en desplazarse a España cuando ha podido para estar más cerca de su marido, Iñaki Urdangarin. Y es que a pocas horas de que empiece la Navidad, la hija de Rey Juan Carlos esperaba reunirse con su marido durante su permiso penitenciario, que el pasado año fue durante los días 24 y 28 de diciembre. Aunque estaba en el aire, finalmente pudieron pasar unos días juntos.

© Gtres.

El pasado año estuvieron en casa de la madre de Iñaki, Claire Liebaert, en Vitoria, desde donde salieron para disfrutar de un paseo. En ese momento, fueron muchos los fotógrafos los que tuvieron la oportunidad de tomar algunas fotografías de Iñaki, la Infanta Cristina, sus hijos y otros familiares.

El Rey Juan Carlos ha pasado la Navidad en Abu Dabi

Durante unas semanas se ha estado hablando, precisamente, de la posible vuelta de Don Juan Carlos a España. Muchos medios de comunicación nos hemos hecho eco de que podría instalarse en casa de su hija, la Infanta Elena. Pero parece que la vuelta no está tan cerca como se pensaba en un primer momento.

Carlos Herrera anunciaba también que Don Juan Carlos no viajará a España como tenía previsto en Navidad. El Rey emérito ha transmitido un mensaje a sus familiares y amigos en el que asegura que ha decidido no viajar a nuestro país en estas fechas por razones relacionadas con la pandemia de coronavirus. Y es que él mismo asegura que es una persona de alto riesgo y que prefiere continuar instalado en Abu Dabi prefiriendo así «la estabilidad del lugar en el que se encuentra con la esperanza de que todo mejore».