Sus Majestades los Reyes Felipe VI y Letizia han visitado el domicilio madrileño de la infanta doña Pilar de Borbón para dar un último adiós a la hermana del rey Juan Carlos tal y como ella deseaba: en su casa, y en familia.

Los Reyes llegan sin sus hijas a la casa de doña Pilar

Los monarcas llegaban a la residencia de doña Pilar minutos antes de las siete de la tarde del 8 de enero. Apenas habían pasado unas horas de su fallecimiento a consecuencia de la bronquitis aguda que padecía cuando Felipe y su esposa accedían al domicilio. Allí ha tenido lugar la capilla ardiente de la primogénita de Juan de Borbón y Battenberg y María de las Mercedes de Borbón y Orleans.

Felipe y Letizia, afectados

Los Reyes accedían al hogar de la infanta sin sus hijas, la Princesa Leonor y la infanta Sofía, y con Felipe al volante de su vehículo. Con el semblante serio y sin hacer declaraciones, saludaron a la prensa gráfica que se encontraba a las puertas de la residencia.

La hermana de don Juan Carlos moría a los 83 años de edad después de haber sido ingresada de urgencia el pasado domingo por la noche. Su bronquitis se sumaba a su delicado estado de salud, ya que padecía un cáncer de colon, tal y como ella misma había confesado en febrero de 2019, tras conocerse que había tenido que ser operada de urgencia.

Letizia, con el semblante serio