Los Reyes han hablado con los gerentes de los hospitales La Paz y Príncipe de Asturias, de Madrid, así como el de Logroño, para darles las gracias por su labor ante la crisis del coronavirus.


Sus Majestades los Reyes están siguiendo muy de cerca la evolución del coronavirus en nuestro país. Conscientes de la gravedad de la pandemia dentro y fuera de nuestras fronteras, así como del trabajo que están llevando a cabo miles de profesionales desde hospitales y centros sanitarios, don Felipe y doña Letizia han reiterado su ánimo y «agradecimiento inmenso» a todos los sanitarios de España por su heroica lucha contra el coronavirus.

Esta tarde, en conversaciones con los gerentes de dos hospitales en Madrid y uno en La Rioja, -dos de las comunidades más afectadas por el coronavirus, Sus Majestades han transmitido su apoyo incondicional a quienes trabajan para frenar el avance de este virus.

Don Felipe y doña Letizia han hablado con el gerente del Hospital Universitario La Paz de Madrid. Es el centro hospitalario de la Comunidad de Madrid con más afectados por el coronavirus. Esto ha obligado a cancelar consultas, tratamientos e intervenciones quirúrgicas al margen de la pandemia. También han hablado con el gerente del Hospital Universitario Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares. Este centro cubre el municipio madrileño de Alcalá de Henares y otros diez municipios de la zona, repartiéndose la asistencia al corredor del Henares junto a los hospitales de Torrejón de Ardoz y Coslada.

Sus Majestades, preocupados por la evolución del COVID-19

En su ronda de diálogos con los máximos responsables de los principales hospitales del país, los Reyes han hablado igualmente con el gerente del Servicio Riojano de Salud (SERIS), Alberto Lafuente. también han mantenido una charla con el director médico del Hospital San Pedro de Logroño, el centro de referencia en esta comunidad, que suma a los pacientes ingresados una importante cantidad de contagiados atendidos en sus domicilios.

Ahora que el país requiere, más que nunca, de la unión de todos, el monarca ha tomado una decisión con la que aportar su ayuda. Según informaban fuentes oficiales, el pasado domingo 22 de marzo puso a disposición de la Ministra de Defensa, Margarita Robles, los efectivos y capacidades de la Guardia Real. Así, el Jefe del Cuarto Militar de la Casa de Su Majestad el Rey, Juan Ruiz Casas, coordinará junto al Jefe de Estado Mayor de la Defensa, Miguel Ángel Villarroya, la participación de la Guardia Real en las Fuerzas Armadas. Este operativo, denominado  ‘Operación Balmis’ por el Ministerio de Defensa, debe su nombre a Francisco Javier Balmis. Este médico y militar alicantino luchó contra la viruela, difundiendo su vacuna por el mundo en la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna.

La Guardia Real, formada por miembros del Ejército de Tierra, la Armada, el Ejército del Aire y los Cuerpos Comunes, es una unidad militar al servicio del Rey de España. En la actualidad forman parte de ella 1.500 efectivos. Entre sus funciones destacan la de proporcionar la guardia de seguridad militar a Rey en los palacios y Reales Sitios. También ofrece escolta al Rey y a la Familia Real. Se ocupa de la rendición honores y de las escoltas solemnes y presta estos mismos servicios a los Jefes de Estado extranjeros que visitan España. Asimismo, proporciona asistencia sanitaria permanente a la Familia Real.

«Este virus no nos vencerá»

El pasado 18 de marzo, don Felipe dio un mensaje a la Nación en en el que llamó a la unidad de los españoles frente al coronavirus. En su televisado discurso recordó que nuestro país será capaz de combatir el COVID-19. «Este virus no nos vencerá. Al contrario. Nos va a hacer más fuertes como sociedad; una sociedad más comprometida, más solidaria, más unida. Una sociedad en pie frente a cualquier adversidad». «Es una crisis que estamos combatiendo y que vamos a vencer y a superar», decía.

En su mensaje, don Felipe reconocía de una manera especial a los profesionales de la sanidad. «Sabíamos que tenemos un gran sistema sanitario y unos profesionales extraordinarios; a ellos quiero dirigirme ahora: tenéis nuestra mayor admiración y respeto, nuestro total apoyo. Sois la vanguardia de España en la lucha contra esta enfermedad, sois nuestra primera línea de defensa», recordaba. «Los que todos los días y a todas las horas del día, estáis cuidando a los afectados, curando a los enfermos, dando consuelo y esperanza a los que lo necesitan».

«Ahora tenemos que resistir, que aguantar y tenemos que adaptar nuestros modos de vida y nuestros comportamientos a las indicaciones de nuestras autoridades y a las recomendaciones de nuestros expertos para ganarle al virus», añadía en su oratoria. Desde su despacho de Zarzuela, don Felipe trabaja de manera activa para sumarse a la lucha contra la pandemia.