Iñaki Urdangarin se ha convertido en uno de los grandes protagonistas de la crónica social de este año. Su nueva relación con la vitoriana Ainhoa Armentia ha marcado un punto de inflexión en su vida. El ex jugador de balonmano continúa generando mucho interés. Uno de los capítulos más destacados que ha protagonizado este verano, el primero separado de la infanta Cristina, es una secuencia en la que se derrumba y llora desconsolado en el interior de un vehículo mientras es arropado por su actual pareja. 

Iñaki Urdangarin
Telecinco

La secuencia completa, que han sido emitida en el especial ‘Cristina de Borbón: rota de amor’ de Telecinco, dura alrededor de veinte minutos. Durante el programa se han dado detalles de cómo se tomó esta grabación que data del pasado 28 de julio. Curiosamente por esas fecha la infanta Cristina estaba pasando unos días en Mallorca junto a su hermana, la infanta Elena, y su madre, la reina SofíaEl escenario fue Vitoria, las inmediaciones del céntrico despacho de abogados donde se fraguó su historia de amor. Iñaki Urdangarin fue a buscar a media mañana a Ainhoa Armentia a su puesto de trabajo. Un hecho que evidencia que algo importante estaba pasando. En todo momento se expresa con mucha vehemencia y se muestra completamente desolado.

Iñaki Urdangarin, arropado por Ainhoa Armentia

En el vídeo que se ha emitido se observa cómo la vitoriana escucha atentamente las explicaciones de su pareja y le consuela con un abrazo en distintos momentos. La postura de esta es de sorpresa en ocasiones y otras de total incredulidad. Se trata de la primera ocasión en la que somos testigos de cómo Iñaki Urdangarin se derrumba. Ni durante los momentos más tensos del caso Nóos le vimos romper en lágrimas, tampoco cuando tuvo que entrar en la prisión de Brieva, Ávila.

iñaki urdangarin, ainhoa armentia
Telecinco

Han sido unos meses complicados para Iñaki Urdangarin en los que ha acusado, más que nunca, la exposición mediática. Durante su primer verano como soltero, después de veinte años de matrimonio, ha disfrutado de la compañía de sus hijos y ha regresado a destinos habituales como la localidad francesa de Bidart. Allí coincidió con la infanta Cristina quien estaba acompañada de sus hijos. También ha tenido tiempo de vivir una escapada romántica junto a Ainhoa Armentia en una playa situada al sur de Francia.

Por su parte, la infanta Cristina ha disfrutado de un verano muy movido. Mallorca, Bidart, Sotogrande han sido algunos de sus destinos. También Estados Unidos, país al que viajó para asistir a la boda de un sobrino por parte de la familia Urdangarin. Mientras que su ex no pudo finalmente estar presente en el enlace debido a que no obtuvo los permisos necesarios. Cabe recordar que el pasado mes de marzo obtuvo la libertad condicional por su condena en el caso Nóos.