Iñaki Urdangarin cuenta los días para salir de prisión y reencontrarse con su familia alejado de la cárcel, pero antes ha recibido una misteriosa visita


Iñaki Urdangarin está cerca de disfrutar su primer permiso carcelario para poder dormir durante 4 días fuera de prisión. Será en Navidad, como así adelantó SEMANA en exclusiva, pero hasta entonces su vida continúa sin sobresaltos. Sigue acudiendo cada martes y cada jueves a su cita en el centro Don Orione, donde acude en calidad de voluntario. Pero también recibe visitas en prisión, pese a que sus familiares y amigos estén cerca de poder disfrutar de su compañía sin tener que respirar el ambiente penitenciario.

Así se desprende de la última visita que ha recibido el marido de la infanta Cristina, Iñaki Urdangarin, que este fin de semana, puente de la Constitución, pudo disfrutar de la compañía de una persona de su círculo de confianza. Tan solo hay constancia de que la visita que accedía a la cárcel de Ávila en Brieva tenía como objetivo reencontrarse con el exduque de Palma y, teniendo en cuenta que viajaba en coche oficial con chófer, presumiblemente se trataba de una persona de su familia y no un mero amigo o conocido.

Los hermanos de Iñaki Urdangarin, cuando le han visitado en prisión, lo han hecho con su propio vehículo. Por su parte, a la infanta Cristina ya la hemos visto acceder a la cárcel con una furgoneta amplia con los cristales tintados, al menos sí el día que acudió con alguno de sus hijos a su encuentro con su marido. ¿Quién iba en este coche oficial? Todo un misterio sin resolver, al menos, por el momento.