Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia han acudido a su puesto de trabajo en el despacho de abogados, sin embargo, el fin de semana han estado recluidos.


A la espera de que la Infanta Cristina haga un movimiento y se pronuncie públicamente acerca de las fotografías de Ainhoa Armentia e Iñaki Urdangarin, ambos han acudido a su puesto de trabajo. Este lunes 24 de enero a primera hora de la mañana han entrado en el despacho Imaz & Asociados en el que los dos trabajan con una aparente normalidad. Naturalidad que no ha estado presente durante el fin de semana, pues Iñaki y Ainhoa han estado escondidos y apenas han salido de su domicilio debido a la gran expectación que hay hacia ellos. Tanto es así, que Ainhoa tan solo se ha dirigido a las cámaras para pedir «intimidad y respeto para su familia», siendo estas tan solo sus únicas palabras acerca del momento que está viviendo.

Vídeo: Europa Press

Ambos saben que la prensa está encima de ellos y prefieren estar en un perfil bajo hasta que el huracán mediático pase. De momento, solo se ven físicamente en su lugar de trabajo, una oficina a la que prefieren entrar y salir por separado para evitar más rumores de los que ya existen. Con solo minutos de diferencia y con una actitud similar, pues solo se limitan ahora a dar los buenos días y a das las gracias a los reporteros, aparecen a las puertas del despacho en el que comenzó todo entre ellos. Lejos queda la sintonía que mostraban en plena calle cuando fueron pillados en Bidart mientras paseaban de la mano o en un restaurante cuando disfrutaban de una velada, imagen que te mostramos en SEMANA hace solo unos días.

Gtres.

Quien parece que se le hubiera tragado la tierra es la Infanta Cristina. Aunque hay varios dispositivos desplazados hasta Ginebra con el fin de saber cuál es su paradero, la hija del Rey Juan Carlos continúa desaparecida desde que saltara la noticia a los medios. Tan solo ha sido su hijo, Pablo Urdangarin, el que ha arrojado luz sobre esta historia que tanta curiosidad despierta en los lectores. El joven insistió en que su madre se encontraba bien y en que desconocía si su madre sabía de la existencia de este romance: «Lo averiguaremos».

Tanto Ainhoa como Iñaki se están intentando refugiar en su familia y apenas hacer planes fuera de su puesto de trabajo. Se sienten a salvo en casa y quien que este huracán pase pronto, un momento que quién sabe si llegará una vez se emita un comunicado por parte de la Infanta Cristina. Con muchas preguntas sobre la mesa, las madres de ambos han sido preguntadas por los periodistas, aunque el discurso de ambas es el mismo. No darán ninguna declaración acerca de este momento sentimental, al menos de momento.

¿Quién es Ainhoa Armentia?

Ainhoa Armentia es una vitoriana de 43 años. Es compañera de trabajo en el despacho de abogados Imaz & Asociados, lugar en el que comenzó una fuerte sintonía con Iñaki Urdangarin.