Este viernes se ha celebrado Misa de Acción de Gracias en la catedral de San Pablo de Londres en honor a la reina Isabel II, dentro del marco de fastos por sus 70 años en el trono, celebrando así su Jubileo de Platino. Con permiso de la homenajeada, que no ha podido acudir porque durante al terminar el primer día de actos terminó muy agotada, ha habido otros grandes protagonistas de la jornada: el príncipe Harry y Meghan Markle. A pesar de que durante este jueves estuvieron presentes en el balcón, no aparecieron sobre él ya que no forman parte de los miembros activos de la Familia Real británica. Sin embargo, este viernes sí que han aparecido públicamente en la recepción religiosa, lo que suponía su regreso dos años después de abandonar el Reino Unido. A pesar de que han acudido y han acaparado todo el protagonismo, el príncipe Harry y Meghan Markle se han perdido la posterior recepción que ha tenido lugar tras la Misa de Acción de Gracias.

principe harry, meghan markle
Gtres.

El resto de miembros de la familia, además de un centenar de invitados, sí que han acudido a esta cita que no ha tenido lugar inmediatamente después en el Guildhall cercano que contó con una serie de otros miembros de la Familia Real británica y algunos políticos, como es el caso del primer ministro Boris Johnson y la secretaria del Interior Priti Patel. Mientras que todos ellos disfrutaban de una recepción, Meghan y Harry han regresado a la que fue su residencia tras darse el ‘sí, quiero’ en Frogmore Cottage, su hogar en Windsor.

El príncipe Harry y Meghan se han mantenido apartados de los miembros oficiales de la Familia Real británica

A pesar de que los duques de Sussex han sido dos de los grandes protagonistas de la jornada, se han mantenido muy distantes del príncipe Guillermo y Kate Middleton. Durante su visita en la iglesia, se mantuvieron separados de los duques de Cambridge, el príncipe Carlos y Camilla. Los ayudantes reales se aseguraron de que se sentaran al otro lado del pasillo y luego se fueran por separado. Por lo que ni si quiera se han saludado ni se han mirado durante el servicio religioso. Los trabajadores de Buckingham no querían que se repitieran la escena que se vivió en marzo de 2020 en la Abadía de Westminster cuando se vivió un frío encuentre entre los Sussex y Cambridge, a pesar e que se sentaran juntos.

kate middleton, principe guillermo
Gtres.

Los duques de Sussex tenían instrucciones estrictas de mantener un perfil bajo durante el evento celebrado en la catedral. Por este motivo, se han mantenido alejados de los duques de Cambridge o del heredero a la Corona, el príncipe Carlos. Meghan y Harry se sentaron entre Lady Sarah Chatto, hija de  la princesa Margarita del Reino Unido y Antony Armstrong-Jones. También han estado sentados al lado del esposa de la princesa Eugenia, Jack Brooksbank.