El Rey Juan Carlos ha sido traicionado por Corinna, su "amiga entrañable" al confesar que le regaló 65 millones de euros. Su hijo, el Rey Felipe, está en jaque por un nuevo varapalo a la familia real


Jaime Peñafiel ha vuelto a poner a la familia real española en jaque, al igual que lo ha hecho la princesa Corinna con sus últimos movimientos contra el que un día fue su “amigo entrañable”, el Rey Juan Carlos. Tras desvelarse el regalo de 65 millones de euros que el Monarca le hizo a su amiga alemana, el Rey Felipe VI estaría muy “avergonzado” por su padre, como así asegura el periodista especializado en cónica real en su columna de ‘El Mundo’, donde destaca el sufrimiento no solo del ex Jefe de Estado por la revelación del escándalo, sino también de su familia que, según el cronista, “viven días de terror”.

Lo que se considera como una traición de la princesa Corinna al Rey don Juan Carlos ha sido un golpe duro de encajar para la primera familia española. No entienden cómo este movimiento está poniendo en peligro los cimientos mismos de la institución en España, y menos que este ataque directo venga no solo de una buena amiga del patriarca del clan. Una persona a quien Jaime Peñafiel describe en su último artículo como “la mujer a quien colmó de amor adúltero y riqueza, con un regalo reconocido de 65 millones de euros”, aunque otros prefieran hablar de ella mejor como “amiga entrañable”, haciendo suyas la forma a la que se refería al Rey Juan Carlos cuando rompió su silencio.

La enfermedad que padece Felipe, según Jaime Peñafiel

Sofía, “una mujer sufridora y engañada”

Para el citado periodista, el Rey Felipe está viviendo como un calvario el nuevo reto al que tiene que hacer frente por algo que le ha llegado de improviso. Él, como jefe del Estado y de la familia, debe responder a un error que cometió su padre años atrás y del que él no era responsable. Un papel doloroso que comparte con su madre, la Reina Sofía, a quien Jaime Peñafiel vuelve a situar como una “sufridora y engañada esposa que solo ha encontrado humillaciones públicas del hombre del que sigue enamorada”.

Una delicada situación que coloca al Rey Juan Carlos de nuevo en el ojo del huracán, primero por tener que hacer frente a las acusaciones de su examiga, a las consecuencias intrínsecas en sus acusaciones y en cómo esto afectará a su familia. Para Jaime Peñafiel está claro, el Rey Emérito “ya no puede esconderse de sí mismo” y tiene que “afrontar la verdad de lo que ha sucedido y hacer lo necesario para su propia paz”, tras el renacer del escándalo del ‘huracán Corinna’. Y es que incluso el periodista, que siempre se ha declarado ‘juancarlista’ y “siempre le he defendido de una forma más visceral que intelectual”, ahora no tiene argumentos para sacar la cara para defender su honor.

Peñafiel ya no sabe cómo defender al Rey Juan Carlos

El problema que encuentra Jaime Peñafiel en su último artículo es que “el Rey Juan Carlos no tiene quien le defienda. En Zarzuela no se siente, lógicamente, todo lo querido que desearía. Triste final de quien fue tan grande y a quien todos han traicionado. Su amante, reconociendo una donación millonaria para ella y su hijo; también su primo y testaferro, Álvaro de Orleans Borbón, ni en las redacciones de diarios”.

El Rey Juan Carlos, investigado por la Fiscalía Suiza

La Fiscalía suiza investiga si hubo una comisión de 100 millones de euros para el monarca por parte del rey de Arabia Saudí cuando se construyó el AVE a La Meca. Una comisión de la cual el emérito habría hecho una supuesta donación de 65 millones de euros a su amiga alemana, como ha reconocido el letrado de ésta.

El abogado de la empresaria, Robin Rathmell, ha asegurado que la empresaria recibió una donación de don Juan Carlos 2012 como “regalo no solicitado” para ella y su hijo por el afecto que les unía a ellos. Según Rathmell, se trata de “una forma de donación para ella y su hijo, con los cuales él se había encariñado”. En sus declaraciones desvincula a Corinna de las supuestas comisiones por la adjudicación a una UTE española para la construcción del AVE a La Meca.

«La donación se documentó claramente como un regalo, y las empresas de servicios profesionales y los bancos realizaron el cumplimiento y la diligencia debida necesarios sobre los fondos. Nuestra cliente no tiene lugar en estos procedimientos y aguardamos su pronta conclusión», ha detallado el abogado de Corinna.

Desde el año 2018, el primer fiscal de Ginebra, Yves Bertossa, investiga estas donaciones, ante la sospecha de que se trate de operaciones de blanqueo de dinero, aunque las pesquisas se habían llevado con discreción y no se habían confirmado hasta ahora.