El funeral de la infanta Pilar se celebrará en San Lorenzo de El Escorial

Según el comunicado emitido por sus hijos, el funeral de la infanta Pilar tendrá lugar "en una fecha que se anunciará próximamente" en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. Se trata del lugar donde yacen los restos de su padre, el conde de Barcelona.

El funeral de la infanta Pilar tendrá lugar en el mismo lugar donde se encuentran los restos de su padre, el Juan de Borbón y Battenberg, conde de Barcelona.

Su funeral, en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial

 

Doña Pila ha fallecido en Madrid el pasado 8 de enero a los 83 años a consecuencia de una bronquitis. La hermana de don Juan Carlos padecía cáncer de colon desde hace tiempo, por lo que su delicado estado de salud no ha podido superar este revés. Horas después de su muerte, sus familiares han emitido un comunicado en el que anunciaban la triste noticia. «La Familia Gómez-Acebo de Borbón tiene la tristeza de anunciar el fallecimiento de Su Alteza Real la Infanta Doña Pilar de Borbón y de Borbón, Duquesa de Badajoz, que sucedió el día 8 de enero en Madrid, habiendo recibido los Santos Sacramentos de la Iglesia Católica», rezaba el escrito.

«Las exequias se celebrarán, por voluntad expresa de la familia, en estricta intimidad familiar. En una fecha que se anunciará próximamente, se celebrará un Solemne Funeral por el eterno descanso de su alma en el Real Monasterio de San Lorenzo del Escorial», añadía el texto.

El último adiós a la infanta Pilar tendrá como escenario el lugar donde está enterrado su padre. El conde de Barcelona fue enterrado en la cripta del Monasterio de El Escorial, con honores de rey de España, el 7 de abril de 1993.

Los reyes Felipe y Letizia, muy afectados

Sus Majestades los Reyes Felipe y Letizia llegaban al domicilio de la infanta Pilar, donde se ha celebrado la capilla ardiente, en torno a las siete de la tarde. Con el semblante serio, los monarcas no podían ocultar su pena por la pérdida.

Elena, rota de dolor

La infanta Elena también llegó a la casa de su tía, visiblemente afectada, para darle un último adiós junto a su hermano Felipe, sus primos y resto de familiares. La acompañaban sus hijos, Froilán y Victoria Federica, que conducía el vehículo.