¿Pasa hambre Letizia? La verdad sobre la dieta macrobiótica de la Reina, al detalle

La Reina Letizia, cada vez que aparece en público, es sometida a un examen exhaustivo sobre cómo viste y cualquier detalle de su anatomía que haya podido cambiar un milímetro de lugar. Les sucede a muchas famosas, pero quizá el caso de la esposa del Rey Felipe sea algo más boyante.

Tanto interés genera qué come y qué hace para mantener su figura perpetua con el paso del tiempo, que en ocasiones hemos dado por ciertas algunas cuestiones que, en el caso de la consorte real, no son reales o simplemente se acercan a la exageración. Esto es así respecto a su dieta que sigue, la macrobiótica, que goza de una fama -a veces exaltada y otras degradada- no del todo merecida.

10De su delgadez a su tonificación

Mucho se ha hablado de la delgadez de la Reina Letizia, en ocasiones relacionada injustamente con supuestos trastornos alimenticios, así como de la tonificación de sus músculos. Partiendo de estas premisas, se ha especulado sobre cómo la dieta macrobiótica, la cual se conoce que es la que sigue la soberana, ha podido influir en su silueta. Así ha sido de nuevo durante su estancia vacacional en Mallorca, donde ha vuelto a presumir de brazos bien tonificados y vestidos que ensalzan su cintura de avispa.

9La dieta macrobiótica de Letizia y sus hijas

De hecho, ya se ha informado de que a disposición de la Primera Familia trabaja un equipo de cocineros especializados en cocina macrobiótica para que su alimentación cumpla siempre sus principios, sin desviaciones que desvirtúen los resultados esperados.

8¿En qué se basa la dieta de Letizia?

La dieta macrobiótica se basa en un equilibrio natural y sano de los distintos grupos alimenticios. Divide los alimentos en ‘yang’, aquellos cuya energía es considerada caliente, tonificante y contractiva como son los cereales, las legumbres, el pescado, la carne, la sal o las verduras de raíz. En contraposición, aparecen los alimentos ‘yin’, con energía fría, dispersante y debilitante, como son el azúcar, los lácteos, las frutas o vegetales como la patata, el tomate o el alcohol.

7Alimentación de calidad

La Reina Letizia está muy concienciada en mantener una alimentación sana y equilibrada. En todo momento trata de eliminar de su menú las grasas, las verduras o vegetales tratados con pesticidas y aquellos productos procesados que tienen escaso valor nutricional, pese a que estimulen al paladar de cualquier mortal. Esta obsesión se la trata de transmitir a su familia.

6¿Es esta dieta el secreto de sus brazos?

Sí y no. Para definir el cuerpo y sacarle provecho a los músculos, tanto influye el deporte como la dieta. El uno sin el otro no aseguran el éxito en esta tarea. Es cierto que esta dieta bien favorece el cometido, pero sin ejercicio no podría llegar a lucir unos brazos tan tonificados como los que han sorprendido incluso a la prensa internacional. Tanto, que incluso se ha dicho que la Reina Letizia está obsesionada con el deporte, aunque lo cierto es que su genética es agradecida y por la dieta, con poco, es suficiente.

5¿Pasa hambre Letizia para estar delgada?

No. Aunque muchos hayan querido relacionar la figura de la Reina Letizia con algún trastorno alimenticio a lo largo de los años, lo cierto es que esta dieta macrobiótica, al estar centrada en alimentos considerados calientes, vivos y activos, lo cierto es que se mantienen activos en su organismo durante más tiempo. Por lo que la necesidad de comer no es tanta que, con esos otros alimentos grasos o procesados, que en cuestión de horas reclaman una nueva dosis. Es decir, si se come lo que el cuerpo necesita, no te pedirá más ingestas. Por eso, Letizia no pasa hambre, aunque quizá sí sienta gula por dulces prohibidos.

4Cuerpo, piel y pelo

Quizá por ello, la Reina Letizia tiene un cuerpo tan estilizado, una piel radiante y un pelo sedoso. Es lo que se consigue cuidando la alimentación con mimo y equilibrando las dos fuerzas, ‘yang’ y ‘yin’.

3¿Por esto Letizia evita ir a la farmacia?

Obviamente, no. La Reina Letizia no consigue eludir un dolor de cabeza, menos aún con los problemas familiares que suelen adjudicarle, pero sí que tiene un mayor control sobre su organismo. La alimentación equilibrada que sigue a rajatabla aprovecha remedios naturales de forma sistemática, como es el consumo de distintas semillas, algas marinas o fermentos, que en la tradición japonesa han sido considerados remedios naturales para ciertas dolencias.

2¿Letizia es abstemia por su dieta?

Se desconoce el motivo, pero lo cierto es que ha sido muy comentado a lo largo de los años los motivos por los que la Reina Letizia no termina nunca un brindis dando un sorbo a su copa. A principio de su relación con Don Felipe, sí que se le ha visto con una copa de vino frente a ella, pero lo cierto es que ya evita este tipo de estampas y no consume alcohol, ya sea por seguir las premisas de la dieta o, simplemente, por convicción personal.

1Eso sí, siempre se permite algún capricho…

Más contenido .....