Este jueves se ha celebrado uno de los actos más tradicionales que cada verano (a excepción de los tiempos de pandemia) tiene lugar en Palma de Mallorca: la recepción de los Reyes Felipe VI y Letizia a las autoridades de de las Illes Balears y una representación de la sociedad balear en el Palacio de Marivent. Acompañados de la reina Sofía, a quien hemos visto en la que es su primera aparición estival, los monarcas han presidido el tradicional cóctel a personalidades de la isla en la casa de veraneo de la Familia Real. Es la primera vez que los vemos congregar a sus invitados en el palacete y no en el palacio de La Almudaina, que durante años ha acogido esta cita. Pero, al margen del cambio de escenario, hay que destacar de la jornada unas escenas poderosamente atractivas: las muestras de complicidad que han demostrado las dos reinas a su llegada al recinto. 

Robert Smith.
Robert Smith.

Sí, el buen rollito entre suegra y nuera ha resultado bastante evidente. A tenor de las imágenes, la madre y la mujer de Felipe VI vuelven a llevarse a las mil maravillas. En 2018, las polémicas imágenes familiares en la Misa de Pascua desataron los rumores sobre posibles tensiones entre ellas. Sin embargo, ahora podría decirse que la armonía vuelve a reinar en palacio. Al menos en el de Marivent, donde se han dejado ver compartiendo miradas cómplices, susurrándose cosas al oído y cuchicheando con gran cercanía.

Las numerosas muestras de afinidad entre las reinas Letizia y Sofía

Relajadas, próximas, bien avenidas. Así hemos visto a las dos reinas de España. Las dos han transmitido de manera clara que todo va bien. Al menos, es lo que parece… La Reina Letizia ha sido la más expresiva de ellas al demostrar ante las cámaras el interés hacia la abuela de sus hijas. Le ha dedicado miradas cariñosas, ha inclinado el rostro cuando esta se le acercaba, incluso se ha agachado, muy gentil, cuando la mujer del rey don Juan Carlos le ha dirigido la palabra mientras ambas accedían al interior de Marivent. No es preciso ser experto en expresión corporal para afirmar que la Reina Letizia se ha esforzado, a través de pequeños detalles, por manifestar afinidad con su suegra.

Robert Smith.
Robert Smith.

Una vez más, Letizia y Doña Sofía han puesto sobre el tapete su ejemplar profesionalidad. Cuando se trata de actos oficiales, pocos las superan en elegancia y en saber estar. En este acto, por si fuera poco, nos han regalado escenas para el recuerdo.

Las imágenes hablan más que mil palabras, dicen. Lo que sucede en la más estricta intimidad en el seno de los Borbones no suele ser del dominio público, pero lo que se ha inmortalizado esta noche bien puede desterrar las teorías sobre las posibles desavenencias entre ellas, ¿no creen?

Robert Smith.
Robert Smith.

¿Cuándo llegó la reina Sofía a Palma de Mallorca?

La reina Sofía aterrizó en Palma de Mallorca el pasado 22 de julio.