Ainhoa Armentia no quiere que su familia sufra las consecuencias de su romance sorpresa con Iñaki Urdangarin y hace una tajante petición a la prensa. Vea el vídeo


Hasta hace una semana el nombre de Ainhoa Armentia era prácticamente desconocido por todos, pero ahora está en boca de la mayoría al conocerse su relación con Iñaki Urdangarin. Compañeros de trabajo en el despacho de abogados, la relación ha dado un paso más y han dejado de esconder su estrecho vínculo hasta el punto de no importarles que se les vea cogidos de la mano paseando por la playa como dos tortolitos cualquiera. El problema es que ambos estaban casados, aunque justo este lunes el exduque de Palma ha anunciado a través de un comunicado de prensa conjunto con la infanta Cristina el final de su matrimonio. Un paso al frente en su determinación de romper vínculos amorosos y matrimoniales con la hermana del Rey y, de paso, darle su lugar a Ainhoa Armentia como nueva pareja. Pero esto tiene sus consecuencias.

Vídeo: Europa Press

Como es evidente tras conocerse su sorprendente relación amorosa, Ainhoa Armentia se ha convertido en objetivo de todas las miradas. En un principio se mostró incómoda ante la presencia de la prensa en su domicilio y en las puertas de su bufete de abogados, donde este lunes ha vuelto a hacer acto de presencia. Ahora ha cambiado su estrategia y es que entiende que el interés generado por su romance le hace ser valedora de un hueco en los medios, pero entiende que aquí su familia poco o nada tiene que decir. Y así ha querido dejarlo claro la abogada a su llegada a su oficina, pidiendo con contundencia y dejando sin respuesta otras preguntas, que su familia es intocable y que prefiere que permanezcan al margen de esta historia de amor con polémica incluida.

Vea el vídeo que acompaña a estas líneas y descubre qué le pide Ainhoa Armentia a los reporteros que le preguntan sobre su relación amorosa con Iñaki Urdangarin el mismo día que este anunciaba el fin de su matrimonio con la infanta Cristina.