El marido de la infanta Cristina, Iñaki Urdangarin, ha visto cómo se ha suspendido el voluntariado que realizaba en un centro de Madrid.


Iñaki Urdangarin volvió a principios de julio al voluntariado en el Hogar Don Orione de Pozuelo de Alarcón (Madrid). Un brote de coronavirus en el centro en el que él brindaba su apoyo ha hecho saltar todas las alarmas y, por él, ha tenido que someterse a un test e incluso ha visto cómo se suspendían las clases que le permitían darse un respiro y desconectar durante, al menos, unas horas de la prisión de Brieva (Ávila) y es que el marido de la infanta Cristina salía un total de tres veces cada semana. No obstante, dada la situación actual hay que ser muy precavidos y cuidadosos con cada caso que aparece nuevo y, por ello, se ha tomado la decisión de prescindir hasta nueva orden de sus servicios.

Iñaki Urdangarin

De momento, está previsto que durante un mes no vuelva a este centro, algo que llevarán a rajatabla el resto de voluntarios. Según ABC, han dado positivo una decena de personas que, en su mayoría, eran asintómaticas. Sin embargo, el citado medio asegura que Iñaki Urdangarin ha dado negativo tras someterse al PCR, por lo que se encuentra en buen estado y sin preocupación alguna en lo que se refiere a problemas de salud. Además de esta medida, el Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón ha revelado que va a desinfectar este centro residencial para personas adultas con discapacidad intelectual, con el fin de cumplir con el protocolo sanitario.

Y, aunque la noticia ha corrido como la pólvora, se ha asegurado desde el consistorio que se trata de un brote controlado y que desde el primer momento se ha atajado con el fin de «atender y aportar los recursos necesarios para contribuir a frenar la propagación del virus». Además, se ha hecho un despliegue con el fin de ayudarles. ¿Cómo? Pues poniendo a disposición de ellos tres centros de salud de la ciudad para colaborar en lo que se pueda necesitar y en lo que sea posible.

Iñaki Urdangarin

La vuelta de Iñaki Urdangarin al Hogar Don Orione tendrá lugar cuando la seguridad esté completamente garantizada tanto para él como para el resto de voluntarios. Si bien el ex duque de Palma tenía pensado que se le concediera el tercer grado, a mediados de este mes esta petición fue rechazada por Instituciones Penitenciarias. Lo que sí se aprobó fue sus salidas como voluntario y también poder salir un fin de semana cada mes de prisión, lo que, sin duda, le iba a hacer más llevadera su estancia en prisión. Hasta en dos ocasiones ha podido salir de la cárcel, la primera de ellas en la pasada Navidad y la siguiente en febrero y antes de que existiera la pandemia en nuestro país.

La Agencia de Noticias EFE ha confirmado que además de este brote de coronavirus, en la cárcel de Brieva hay protocolos que tratan de frenar y evitar el contagio de COVID-19. De hecho, Iñaki Urdangarin está en aislamiento permanente, por lo que esto dificulta más si cabe que este dé positivo en la prueba de coronavirus.