La nieta de la reina Isabel de Inglaterra no pudo esperar a llegar al hospital y tuvo que dar a luz sobre una colchoneta en el baño de su residencia campestre.


Un nuevo miembro ha llegado a la familia Windsor. Zara Tindall, hija de la princesa Ana de Inglaterra, a su vez hija de la reina Isabel II, ha dado a luz a su tercer hijo. Y más allá de la feliz noticia, lo extraordinario es cómo se ha producido el acontecimiento. Y es que la joven se puso con dolores de parto tan urgentes que no le dio tiempo a trasladarse al hospital y tuvo que tener a su hijo en el baño de su casa. Una situación ‘in extremis’ , pero que afortunadamente se pudo resolver sin problemas. Tanto el bebé como la madre se encuentran bien.

Aunque el nacimiento tuvo lugar el pasado domingo 21 de marzo, a las seis de la tarde, no fue hasta ayer cuando el padre de la criatura, el exjugador de rugby británico Mike Tindall, confirmó la noticia a través de su podcast, The Good, The Bad and The Rugby. Un portavoz del matrimonio ofreció algunos detalles más: «Zara y Mike Tindall están encantados de anunciar el nacimiento de su tercer hijo, Lucas Philip Tindall«. El niño pesó 3,75 kg. Se trata del décimo bisnieto para la soberana británica y el duque de Edimburgo.

Gtres.

Mike Tindall dejó atónita a su audiencia cuando relató lo ocurrido: «El domingo se puso incluso más interesante porque un pequeñín llegó en mi casa… Nació muy deprisa. No llegamos al hospital. En el suelo del baño… así que sí, fue correr al gimnasio, coger una colchoneta, volver al baño, ponerla en el suelo, toallas, y respirar, respirar, respirar«. Una escena muy gráfica que seguro que no olvidarán nunca. Posteriormente la mamá fue atendida por los medios sanitarios pertinentes. La nieta de la reina Isabel cumplirá 40 años el próximo 15 de mayo.

Gtres.

Zara (de soltera Phillips) y Mike Tindall residen en la finca Gatcombe, propiedad de la Familia Real británica, situada en Gloucestershire, cerca de donde vive la princesa Ana. Lucas es el primer varón para la pareja. Se casaron en 2011 y tiene otras dos hijas: Mia, de siete años, y Lena, de dos. Zara siempre ha sido la nieta más original de Isabel II, renunciando a sus títulos y escogiendo una vida ‘sencilla’ en el campo. El pasado 9 de febrero fue su prima, Eugenia de York, la que trajo un nuevo Windsor al mundo, su hijo August. Y el próximo verano llegará la segunda hija del príncipe Harry y Meghan Markle.