Estar divorciada del Príncipe Andrés desde hace 23 años ha permitido que Sarah Fergusson lleve una vida alejada del estricto protocolo de Buckinghman. Prueba de ello es la naturalidad con la que se desenvuelve en su vida cotidiana.

El renacer de Sarah Ferguson: casa a sus dos hijas y confiesa sus retoques y el drama de Lady Di

8En China… ¡y sobre ruedas!

A sus 60 años, Sarah se muestra más espontánea que nunca en su vida cotidiana. Tan natural que no le ha importado publicar un divertido video en el que aparece montada en la una maleta de mano rodando por el aeropuerto de Pekín.

Sarah Ferguson no se esconde y habla de sus retoques estéticos

7Sarah, siempre fresca

6Sus retoques estéticos

5También se ha puesto hilos tensores

4Su entrevista más sincera

3El ‘sí’ de su niña

2Una boda no exenta de polémica

1Andrés, envuelto en un escándalo sexual