La reina Isabel agradece todo el cariño recibido tras la muerte de su esposo y hoy en su 95 cumpleaños: «Es algo que aprecio mucho», dice.


No están siendo días fáciles para la reina Isabel tras la pérdida del duque de Edimburgo, su amado esposo durante 73 años. Pero hoy es su cumpleaños y llegar a los 95 es todo un triunfo. Por eso, demostrando una vez más su entereza y profesionalidad, la soberana ha sacado fuerzas de flaqueza para romper su periodo de luto y agradecer las innumerables muestras de cariño y los mensajes de felicitación con los que la están arropando.

Royal UK.

A través de sus cuentas oficiales, Isabel II ha dejado su propio mensaje: «Con ocasión de mi 95 cumpleaños hoy, he recibido muchos mensajes de buenos deseos, algo que aprecio mucho. Mientras mi familia atraviesa un periodo de enorme tristeza, ha sido reconfortante para todos nosotros ver y escuchar los homenajes que se han rendido a mi marido desde el Reino Unido, de la Commonwealth y de todo el mundo. A mi familia y a mí nos gustaría agradecer todo el apoyo y la amabilidad que se nos han mostrado estos días. Nos han conmovido profundamente y continúan recordándonos el extraordinario impacto que Felipe tuvo en incontables personas a lo largo de su vida».

El comunicado finaliza con la firma «Elizabeth R.», siendo la R la abreviatura del latín «regina», es decir, reina.

En sus redes sociales también han compartido una foto de Isabel II (con sombrero y muy sonriente) para recordar su cumpleaños, tal y como hacen con todos y cada uno de los miembros Windsor. En el mensaje dicen que la monarca nació tal día como hoy en la 7 Bruton Street de Londres, siendo la mayor de las dos hijas de los entonces duques de York. También añaden que «este año la reina permanece en el castillo de Windsor durante el periodo de luto oficial tras la muerte del duque de Edimburgo». Dicho periodo finalizará el próximo viernes 23 de abril.

Por ello hoy no habrá celebraciones públicas de cumpleaños. Tan solo reunirá a un grupo reducido de familiares para un almuerzo en la intimidad. Ya se sabe que el príncipe Harry no está entre ellos, pues regresó ayer a Los Ángeles junto a su esposa, Meghan Markle, y el hijo de ambos.