El estado de salud de la Reina Isabel II lleva siendo preocupante desde hace unos meses. Ahora, las alarmas vuelven a sonar. La monarca, que el pasado mes de junio celebró su Jubileo de Platino con su familia, se perderá una histórica e importante cita la próxima semana. La Casa Real británica ha emitido un comunicado anunciando que Isabel II no viajará el 6 de septiembre a Londres para recibir al nuevo primer ministro del Reino Unido, el sucesor de Boris Johnson. Algo que estaba previsto como viene siendo habitual y como hizo con catorce jefes de Gobierno anteriores. Por primera vez en 70 años, la monarca lo recibirá en el castillo de Balmoral, su residencia en Escocia y donde está pasando estas semanas de verano.

Reina Isabel II
Gtres

El cambio de poderes entre Boris Johnson y el nuevo líder del Partido Conservador, Liz Truss o Rishi Sunak, que se convertirá en primer ministro, tendrá lugar el 6 de septiembre, un día después de ser anunciado. Según manda la tradición, el primer ministro saliente acude al palacio de Buckingham para oficializar su dimisión. Tras este momento, la reina Isabel II recibe al nuevo mandatario del Reino Unido. Será la primera vez que un jefe del Ejecutivo deberá viajar a Escocia para ese importante evento constitucional junto a la monarca. Según la prensa británica, a sus 96 años, los médicos le habrían recomendado no viajar ni desplazarse por razones de salud debido también a los achaques habituales de su avanzada edad.

Isabel II está muy pendiente de la actual situación del Reino Unido, incluso en vacaciones

A pesar de esto, Isabel II sigue inmersa también en el trabajo. Aunque en esta ocasión sea en su residencia de Escocia, donde está pasando la temporada de verano. La Reina está muy pendiente de lo que ocurre política, social y económicamente en el Reino Unido y por ello mantiene semanalmente una audiencia con el jefe de gobierno. Eso sí, desde el inicio de la pandemia provocada por el coronavirus, lo habitual es que sea una audiencia telefónica.

reina isabel, carlos de inglaterra

Esta noticia llegan tan solo unos días después de ser conocedores de que el príncipe Carlos de Inglaterra ha aumentado las visitas a su madre. Este gesto preocupó mucho a la sociedad británica, que está muy pendiente del estado de salud de la monarca, que no ha atravesado su mejor momento. Y es que este es un hecho totalmente «inusual», tal y como apuntan los expertos en la Casa Real británica. Este dato alerta nuevamente sobre el deterioro de la soberana quien lleva un tiempo muy complicado acusando distintos achaques. Desde que llegara a su retiro no hemos podido ver a la Reina de Inglaterra. Otros años, en cambio, había acudido de forma regular a la misa de los domingos y era agasajada con una fiesta de bienvenida, pero esta vez se hizo a puerta cerrada.

¿Cuántos años tiene la Reina Isabel II?

96 años.