Los duques de Sussex han mostrado su compromiso por una distribución equitativa de la vacuna contra el coronavirus en la iniciativa ‘Global Citizen Live’.


Apartados de la primera línea de la realeza británica, los duques de Sussex brillan como auténticas estrellas del celuloide al otro lado del Atlántico. Esta vez el mundo ha seguido al detalle su reaparición en pleno Central Park de Nueva York con motivo del concierto ‘Global Citizen Live’. Se trata de su primer acto conjunto tras el nacimiento de su hija, Lilibet Diana, el pasado mes de junio. Una iniciativa en la que han mostrado su firme compromiso tanto el príncipe Harry, como su mujer, Meghan Markle.

Gtres

Los duques de Sussex se han dado un auténtico baño de multitudes sobre el escenario de ‘Wokestock’ donde han actuado importantes artistas como Jennfer López o Coldplay. Además, han abogado por el trabajo común para terminar con la pandemia del coronavirus y por una vacunación equitativa en el planeta. El público se ha mostrado entusiasmado cuando ha escuchado al hijo del príncipe Carlos tomar la palabra y realizar la siguiente pregunta: «¿Estáis listos para hacer lo que sea necesario para poner fin a esta pandemia?».

Gtres

Sobre el escenario, el matrimonio nos deja muchas muestras de cariño y gran complicidad. No solo se han dejado ver agarrados de la mano y cogidos de la cintura, también Meghan se recostaba sobre el hombro de su marido mientras este la sostenía dulcemente. Para la ocasión, la exactriz lució un diseño de Valentino, un minivestido en color blanco de manga corta con aplicaciones florales y salones negros. Llevaba el cabello recogido en una cola de caballo y ha dejado algunos mechones sueltos en la parte de su rostro. La pareja ha combinado sus estilismos en blanco y negro, el príncipe Harry llevaba traje con camisa.

Aclamados por el público

Durante su discurso Meghan Markle ha lanzado un poderoso mensaje al mundo que era aclamado por el público asistente: «Cada persona en este planeta tiene el derecho fundamental de recibir esta vacuna. Ese es el punto, pero eso no está sucediendo. Y aunque en este país y en muchos otros se puede ir a casi cualquier lugar y vacunarse, miles de millones de personas en todo el mundo no pueden». Mientras que el príncipe Harry añadía lo siguiente: «Muchos países están listos para producir vacunas en casa, pero no se les permite, porque las empresas farmacéuticas no están compartiendo los componentes para hacerlas».

Gtres

Tras el evento, el matrimonio ha regresado en un jet privado a Santa Bárbara, California, para reunirse con sus dos hijos, Archie y Lilibet. En total han permanecido tres días en Nueva York. Los duques de Sussex han participado en una gira en la que han visitado el monumento al ‘World Trade Center’ y han mantenido un encuentro con el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, y la nueva gobernadora, Kathy Hochul.