El príncipe Harry está guardando la cuarentena obligatoria marcada por el gobierno británico de diez días: ¿podrá acudir al funeral de su abuelo?


Este viernes conocíamos la triste noticia del fallecimiento de Felipe de Edimburgo, marido de la reina Isabel II, a los 99 años de edad en el castillo de Windsor. La Reina decretaba ocho días de luto oficial pero sin funeral de Estado, sino de uno ceremonial, tal y como era el deseo del fallecido. El último adiós tendrá lugar el sábado 17 de abril, a las 3 de la tarde, en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor, dirigido por el Lord Chamberlain, la mano derecha de la Reina.

Un día en el que la familia se reunirá para dar el último adiós al duque de Edimburgo. Incluso el príncipe Harry, que actualmente reside en California con su mujer, Meghan Markle, ya se encuentra en Londres. El nieto del duque de Edimburgo ha viajado hasta Londres para despedirse de su abuelo y ahora mismo guarda la cuarentena obligatoria del país de diez días.

En Inglaterra hay que guardar una cuarentena de diez días para entrar al país

Para entrar al país, el príncipe Harry tenía que presentar una prueba negativa de coronavirus realizada hasta un máximo de 72 horas de antelación de su entrada al país. Además, tiene que guardar cuarentena obligatoria siguiendo así el protocolo anticovid de Inglaterra. A pesar de que este autoaislamiento es de diez días, existen diferentes casos excepcionales por los que puede abandonar el lugar y salir a la calle.

Entre ellos destacan los de «acceder a necesidades básicas urgentes como alimentos y medicamentos donde no puede hacer los arreglos para que se entreguen o viajar a un sitio de prueba de COVID-19; acceder a servicios públicos críticos, incluidos los servicios sociales y los servicios prestados a las víctimas (como las víctimas de delitos) y mudarse a un lugar diferente para la cuarentena donde ya no puede permanecer donde está», según la página gubernamental del país.

Spotify/Youtube.

Acudir al funeral: ¿una circunstancia excepcional?

Pero además señalan que «puede haber otras circunstancias excepcionales que le permitan abandonar su lugar de cuarentena. Deberá considerar cuidadosamente si sus circunstancias son circunstancias excepcionales que requieren que abandone su lugar de cuarentena». A pesar de que no describen cuáles serían tales circunstancias, el hecho de acudir al funeral de su abuelo, el duque de Edimburgo, sería una causa más que justificada y así lo sabría el duque de Sussex, ya que ha viajado expresamente para darle el último adiós a su abuelo. Durante la cuarentena, el príncipe Harry también se someterá a otras pruebas contra el covid y que todas ellas den negativo. Hay que recordar que Harry ha viajado solo debido a que Meghan Markle está esperando su segundo hijo, motivo por el que han decidido que se quede en casa reposando en lugar de hacer un viaje tan largo.