El príncipe Harry se queja de la misoginia que hay detrás de las acusaciones que hacen sobre Meghan Markle y cómo esto ya le sucedió a Diana de Gales


El príncipe Harry no ha logrado conseguir la tranquilidad que buscaba cuando decidió romper lazos con la familia real británica y buscar su propia suerte al otro lado del charco junto a Meghan Markle. Huían de la presión mediática, pero esta tan solo ha trasladado el escenario que sirve como telón de fondo, pues los duques de Sussex siguen copando titulares por todo el mundo. Eso sí, ahora la diferencia es que son ellos los que controlan, en cierta medida, lo que se publica, teniendo ahora la libertad de hablar en primera persona sin tener que rendir cuentas con la Corona o dar explicaciones a la reina Isabel II de Inglaterra de sus pasos. Ahora son libres, aunque sea solo para quejarse de la falta de libertad que sufren. Pero no sufren en la misma medida esta presión, tal y como ha confesado el propio príncipe Harry ahora.

El hijo de la princesa Diana de Gales ya no huye del foco mediático y lo último que ha hecho es participar en una entrevista en ‘The Internet Lie Machine’ (La máquina de mentir de Internet), organizado por la revista ‘Wired’, y en la que ha hablado sin pelos en la lengua sobre cómo lleva convivir a diario con titulares hirientes, informaciones falsas y una constante presión de los medios por conocer cada vez más detalles de su intimidad. Considera que la peor parte se la ha llevado su esposa. Meghan Markle ha sido señalada como culpable de la salida de los duques de Sussex de la Familia Real británica y el abandono de las responsabilidades que contraían con la Corona al vivir bajo su protectorado y con su ingente aportación económica. Este movimiento se conoce popularmente como el ‘Megxit’. Una denominación que al príncipe Harry le apesta a machismo y misoginia, al centrar la diana del odio en su mujer, pero restando a la vez responsabilidad a él quien, al fin y al cabo, nació en el seno de una familia real y es quien debería rendir cuentas con su pueblo.

Gtres.

La popularización del término ‘Megxit’ para hacer alusión a su salida de la familia real británica, al príncipe Harry le parece “un término misógino que fue creado por un troll y que creció, creció y creció”. Para él no cabe lugar a dudas, con el uso de esta palabra se le está culpando a Meghan Markle de lo sucedido, cuando en realidad ha sido él quien tomó la decisión por el bien de la salud mental de su esposa, así como de su propia vida, dado que la actriz llegó incluso a pensar en el suicidio como una trágica solución a sus problemas. Una oscuridad similar a la que vivió en su infancia junto a su madre, la princesa Diana de Gales, y cuya historia teme que se esté repitiendo. Es por eso que ha tomado medidas para que no se cumplan sus peores temores, por muchas críticas que esto le haya traído.

GTRES

El príncipe Harry se queja de que la desinformación en un mal global y que ya lo vivió en su juventud con su propia madre: “Lo sentí personalmente a lo largo de los años y ahora lo veo sucediendo a nivel mundial, afectando a todos”. Y lo que más miedo le produce es que esta desinformación no nace de las redes sociales, sino de los propios medios, algo que califica como “aterrador”. “Aprendí desde muy temprana edad que los incentivos de la publicación no están necesariamente alineados con los incentivos de la verdad”. El problema no es tanto que se mienta, sino lo que esas mentiras provocan y que, en su propia experiencia, puede ser fatal, porque por ello perdió a su madre “por esta rabia autofabricada”. Lo que tiene muy claro es que va a luchar para proteger a su familia, porque asegura no estar dispuesto “a perder a la madre de mis hijos por lo mismo”. No quiere que sus hijos crezcan sin madre, como le sucedió a él.