Los hechos se remontan al año 2001 cuando la presunta víctima, Virginia Giuffre, tenía 17 años.

 


La polémica continúa ligada a la familia real británica. Nuevamente el príncipe Andrés vuelve a copar titulares por su vinculación con el financiero Jeffrey Epstein -condenado por tráfico de menores-. Finalmente, el hijo de la reina Isabel II ha recibido oficialmente la denuncia por abuso sexual que Virginia Giuffre interpuso el pasado mes de agosto en un tribunal de Nueva York. 

Los hechos se remontan al año 2001 cuando la presunta víctima tenía 17 años. Esta acusa al hermano del príncipe Carlos de abusar de ella cuando era menor de edad en un apartamento de Londres que pertenecía a Ghislaine Maxwell -hija del multimillonario británico Robert Maxwell y pareja entonces de Jeffrey Epstein quien se suicidó en 2019 que estaba en prisión-.

En la denuncia presentada, Virginia Giuffre asegura haber mantenido dos encuentros con el príncipe Andrés. El primero se produjo en la capital inglesa y el segundo en Nueva York, concretamente en la mansión que el financiero estadounidense tenía en la Gran Manzana. En la denuncia también se detalla que esta se sintió “forzada, bajo amenazas directas y expresas de Epstein, Maxwell y el príncipe Andrés a realizar actos sexuales» con este último. También se añade que temió sufrir «daños físicos» o incluso perder su vida si desobedecía ya que los tres estaban en un posición de «poder, riqueza y autoridad».

El príncipe Andrés ha negado en repetidas ocasiones estos hechos. El palacio de Buckingham emitió en su momento un comunicado donde desmentía todo: «Se niega enfáticamente que el duque de York haya tenido alguna forma de contacto o relación sexual con Virginia Roberts. Cualquier afirmación en contrario es falsa y sin fundamento».

Sin embargo, existe una imagen que prueba que el príncipe Andrés estuvo junto a Virginia Giuffre cuando ella era menor de edad en Londres. Desde que saltara el escándalo, el hijo de la reina de Inglaterra se refugia en la residencia de Balmoral -donde la familia real ha pasado tradicionalmente los veranos- junto a su exmujer Sarah Ferguson, la madre de sus dos hijas. Además, en 2019 fue apartado de la vida pública de la corona británica.

La vista previa será este lunes

Por el momento, no se sabe cómo responderán los abogados del príncipe Andrés. La audiencia previa al juicio está prevista para este lunes, 13 de septiembre, en Nueva York. Las autoridades estadounidenses también le acusan de no cooperar en sus intentos de entrevistarlo como parte de la investigación sobre la red de tráfico sexual que operaban Epstein y Maxwell.

La denunciante, Virginia Giuffre, emitió en su momento un comunicado donde explicaba el paso que había dado: “Estoy responsabilizando al príncipe Andrés por lo que me hizo. Hace veinte años, la riqueza, el poder, la posición y las conexiones del príncipe Andrés le permitieron abusar de una niña asustada y vulnerable sin nadie que la protegiera. Ya es hora de que rinda cuentas”.