La muerte de la reina Isabel II de Inglaterra dejó a todo el mundo desolado, no solo al pueblo británico, motivo por el cual fue despedida con todos los honores en un funeral de Estado celebrado el pasado lunes 21 de septiembre. Antes de eso fueron 11 días de duelo en los que el féretro con los restos mortales de la soberana fue recorriendo distintos enclaves de la geografía de su país para que sus fieles pudiesen despedirse de ella. Pero el pasado lunes por fin la reina Isabel II pudo descansar en paz en la capilla de San Jorge, en Windsor. Y desde entonces nada más se supo y todos los titulares se centraban en cómo se había quedado la familia en su ausencia o los pasos a seguir para la coronación del sucesor en el trono, el rey Carlos III. Sin embargo, faltaba algo y hemos tenido que esperar casi una semana hasta poder ver la tumba de la monarca tal y como descansa ya en la capilla de San Jorge.

Carlos III Isabel II
GTRES

Por fin ha salido la primera imagen de la tumba de la reina Isabel II. Una estampa curiosa que la propia Casa Real británica ha querido hacer llegar a sus seguidores a través de su cuenta oficial de Instagram: “Hoy se publica una fotografía de la lápida instalada en la Capilla Memorial del Rey Jorge VI tras el entierro de Su Majestad la Reina Isabel. La Capilla Memorial del Rey Jorge VI se ubica dentro de las paredes de la Capilla de San Jorge, Windsor”, detallan desde el gabinete de comunicación de palacio.

Ahora la reina Isabel II de Inglaterra descansa no solo junto a su marido, el duque Felipe de Edimburgo, sino también en la misma bóveda donde se encuentran sus padres, el rey Jorge VI y la Reina Madre. En la nueva lápida de mármol negro que alberga la zona santa se puede leer la referencia a los cuatro mandatarios y se encuentra ya rodeada de coronas y motivos florales que han dejado para su memoria y que fueron depositadas la semana pasada en el multitudinario último adiós al que acudieron 2.000 invitados, entre miembros de las distintas casas reales y líderes mundiales de todas las partes del globo.

Un año ha estado esperando el duque de Edimburgo a que su mujer le acompañase. Los restos mortales del marido de la reina Isabel II han permanecido desde su defunción en la Bóveda Real, bajo el coro de la capilla, hasta que por fin han podido reencontrarse para su eterno descanso en el lugar acordado junto a los padres de la reina. La cripta real puede acoger a seis ataúdes y una urna, por lo que aún se reserva un espacio a futuras defunciones, aunque mejor esperar para estrenarla.