La periodista Alice Procope ha fallecido a los 42 años siete meses después de que le diagnosticaran un cáncer.


Unas semanas después del aluvión de comentarios que trajo consigo la polémica entrevista del príncipe Harry y Meghan Markle con Oprah Winfrey, la Familia Real Británica se ha enfrentado a un nuevo varapalo. En concreto, Camila Parker Bowles se encuentra devastada tras la muerte de Alice Procope, la novia de su hijo mayor, Tom Parker.

© Gtres

La novia de Tom Parker Bowles, Alice Procope, falleció el pasado 17 de marzo a la edad de 42 tras no lograr superar un cáncer que le fue diagnosticado el pasado verano, tal y como publica ‘Daily Mail’. Según explica el medio británico, el hijo mayor de la duquesa de Cornualles se encuentra devastado tras el fallecimiento de su compañera de vida, una noticia que ha querido hacerse pública este fin de semana.

Tom Parker Bowles y la periodista, madre de tres hijos, mantenían una relación desde hace dos años después de que el ahijado del príncipe Carlos se separara de su mujer, Sarah Buys, en 2018. «Ha sido muy feliz con ella y está completamente destrozado al darse cuenta de lo cruel que puede llegar a ser la vida«, indicaba al medio británico un íntimo amigo del hijo de la duques de Cornualles.

Periodista de profesión y conocida laboralmente como Alice Horton, la pareja de Tom Parker Bowles era la nieta del segundo vizconde Ingleby y tenía tres hijos pequeños fruto de su relación con su exmarido, Robert Procope, nieto del barón Sir Robert Wigram. Según explica el tabloide británico, el diagnóstico de la periodista llegó tarde debido a la situación de emergencia sanitaria. Fue el pasado mes de agosto cuando le detectaron un cáncer y, para entonces, ya era tarde. «Es lo más cruel y habrá muchos como ella«, indica el amigo de la pareja.

Tom Teodozczuk, antiguo compañero de Alice Procope en el diario londinense ‘Standard’, no dudó en rendirle un pequeño homenaje: «Era una gran periodista, tenía muchos contactos y era muy divertido trabajar con ella. Conocía a todos, incluido Boris Johnson. La vamos a echar mucho de menos. Me dio mucha tristeza enterarme de su muerte, era una mujer muy joven».

Un duro golpe para el hijo de Camila Parker Bowles que desde luego el resto de su familia también asume debido a lo unidos que están el joven y el hijo de la reina Isabel II. A pesar de que su madre forma parte de la realeza, la cierto es que Tom Parker Bowles se ha mantenido alejado del foco mediático y se ha centrado por completo en su trabajo. Así, hasta el momento ha publicado cinco libros de cocina y ha aparecido como jurado de varios talents gastronómicos de la televisión británica.

El príncipe Carlos ajusta cuentas con su hijo, el príncipe Harry

Foto: Gtres

Dos semanas después de que el príncipe Harry y Meghan Markle rompieran su silencio ante Oprah Winfrey y relataran cómo habían vivido dentro de la Familia Real Británica y dieran detalles acerca de cómo habían urdido su plan para dar un paso atrás en ella, los comentarios sobre la misma no se hicieron de esperar. A pesar de que en un primer momento la Casa Real tomara la decisión de mantenerse en silencio y en un segundo plano sin hacer ningún tipo de comentarios, el revuelo mediático provocó que la reina Isabel II pidiera disculpas a los duques de Sussex de manera pública. 

Ahora bien, el príncipe Harry ha tenido que rendir cuentas ante su padre y su hermano tras sus declaraciones sobre la familia. Una conversación tensa que tuvo lugar por teléfono y que no llegó a buen término. En concreto, tal y como reveló una periodista íntima amiga de Meghan Markle, Gayle King, las charlas entre padre e hijo no fuero del todo productivas, aunque se mostraron contentos de que por fin pudieran tener esa conversación. De la misma forma, el príncipe Guillermo también rompió su silencio en un evento al que tuvo que acudir junto a su mujer, Kate Middleton, y aseguró que «no somos racistas» mientras que entraba en un colegio junto a una mujer negra.