Las mejores fotos de los duques de Sussex en Australia

Meghan Markle y el príncipe Harry continuan disfrutando de su viaje oficial por Australia. El matrimonio aterrizó en este país justo cuando Kensington Palace anunciaba que la pareja estaba esperando su primer hijo, cinco meses después de que se dieran el ‘sí, quiero’ en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor.

[Meghan Markle y el príncipe Harry reciben los primeros regalos para su bebé]

Los duques de Sussex tienen por delante una intensa agenda de eventos -hasta el 30 de octubre-que les está llevando por diferentes lugares del continente australiano, antaño colonia británica.

Recepción en la residencia del gobernador

Para acudir a una recepción en la residencia del gobernador general de Australia, Meghan eligió un diseño de Brandon Maxwell: vestido camisero verde de manga corta con la falda plisada y botones dorados.

Segunda parada de la gira: Dubbo

En la segunda jornada de la gira, la pareja aterrizó en la zona rural de Dubbo, una pequeña ciudad situada a unos 400 kilómetros de Sydney hasta la que llegaron en avión, y donde les esperaban multitud de ciudadanos que les recibieron muy cariñosamente.

[Meghan Markle desata la polémica por sujetar el paraguas a Harry]

Visitando una granja

Entre las actividades programadas, Harry y Meghan visitaron un centro de servicio médico aéreo, una escuela infantil y una granja.

Un look muy cómodo

Meghan eligió un conjunto cómodo y casual compuesto por una americana gris de la firma de su amiga, la tenista Serena Williams, una camisa blanca de Maison Kitsuné, y pantalones pitillo negros de Outland Denim, una firma australiana que trabaja con mujeres rescatadas de la trata.

Dando de comer a los animales

Este viaje nos ha servido para ser testigos de imágenes poco habituales -y más relajadas-  de Meghan.

Siguiente parada: Melbourne

En Melbourne, siguiente parada de la gira, la duquesa de Sussex ha mostrado sus curvas y su incipiente barriguita con un ceñido vestido azul marino de Dion Lee, que acompañó con un ‘trench’ camel de la firma Martin Grant.

Un calzado muy especial

La pareja asistió a varios actos, uno de ellos en la playa, donde Meghan pisó la arena con unas bailarinas ecológicas de la firma norteamericana Rothy’s, elaboradas con botellas de plástico recicladas.

En los jardines botánicos

Además de conocer una de las playas del sur de Melbourne, la pareja real también visitaron los jardines botánicos. Allí, Meghan lució vestido azul marino del diseñador australiano Dion Lee y una gabardina clásica firmada por Martin Lee.

Más momentos en la playa

La pareja real también recorrió una de las playas más atractivas de la zona: BondiBeach, donde fueron agasajados con collares de flores.

Todo son sonrisas de complicidad

Calzado español

Para la ocasión, Meghan eligió un maxivestido de rayas en verde, marrón, blanco y negro de Martin Grant combinado con un calzado ‘made in Spain’: alpargatas de esparto con cuña de color negro firmadas por Castañer.

Visitando una escuela de chicas

Siempre concienciada con el movimiento de empoderamiento femenino, la duquesa de Sussex acudió a una escuela preparatoria Macarthur Girls High School de Australia.

Acto conmemorativo

Los Duques de Sussex se vistieron de gala para inaugurar la ampliación del ANZAC (Australia and New Zealand Army Corps) Memorial, un monumento de carácter militar que se abrió al público en 1934 y que ha sido rehabilitado.

Acertado look sobrio

Meghan se ha decantado por un un sobrio vestido negro abotonado de Emilia Wickstead, coronado con un tocado del maestro Philip Treacy así como por sus zapatos de tacón favoritos de Aquazzura.

Inauguración de los juegos Invictus Games

Muy pendiente de Meghan en todo momento

Look casualPara este evento, Meghan ha apostado por unos jeans negros, un polo y una americana blanca.