Los duques de Sussex han retomado sus compromisos oficiales después de seis semanas de parón para alejarse del foco mediático.


Después de seis largas semanas de parón para descansar y disfrutar de unas vacaciones, Meghan Markle y el Príncipe Harry han vuelto a la esfera pública para retomar sus compromisos profesionales.

Vuelven tras pasar las Navidades en familia

Llevaban un mes y medio alejados de los focos. Y, hasta hoy, Buckingham no había confirmado la fecha exacta en la que los duques de Sussex volverían al trabajo. El martes 7 de enero, el matrimonio ha visitado la Casa de Canadá en Londres, donde han querido agradecer la la hospitalidad con la que han sido tratados durante su estancia en dicho país.

La pareja mantuvo un encuentro con Janice Charette, alta comisionada de Canadá en el Reino Unido. También se dieron un baño de masas, en el que la exactriz fue la verdadera protagonista. Ataviada con una falda satinada en color marrón, el resto de su ‘look’ destacaba por sus tonos tostados en tonos chocolate. Estaba guapísima.

Tras reunirse con Charette visitaron la Galería de Canadá y recorrieron una muestra del artista indígena canadiense Skawennati. También tuvieron conocieron a diferentes miembros del equipo del Alto Comisionado que apoya las relaciones entre Canadá y el Reino Unido.

El pasado diciembre, Meghan y Harry decidieron hacer un parón en sus respectivas agendas para alejarse de la escena pública y disfrutar de unas vacaciones en familia. Los Duques han pasado las fiestas con su hijo Archie, de ocho meses, y la madre de Meghan, Doria Ragland.