Meghan Markle y el príncipe Harry se aloja en una increíble casa del actor y compositor Tyler Perry. Te damos todos los detalles de la vivienda


Mucho se ha hablado de la nueva vida de los duques de Sussex desde que abandonaran el Reino Unido y dejaran de formar parte de miembros senior de la Corona británica. Hemos descubierto la increíble mansión donde están alojados el príncipe Harry y Meghan Markle en pleno Beverly Hills. Su nuevo hogar de Los Ángeles (California) es una mansión digna de una estrella de Hollywood. Además esta casa es propiedad del actor y compositor Tyler Perry, uno de los más íntimos de Oprah Winfrey.

Están viviendo en la casa del actor Tyler Perry

De hecho habría sido la presentadora americana quien les habría conseguido a los Duques de Sussex esta mansión por la que pagan una cantidad aproximadamente de unos 40.000 dólares al mes. Esta increíble casa está valorado en la pavorosa cifra de unos 18 millones de dólares. Tal y como hemos dicho anteriormente, Oprah, además de ayudarle a encontrar esta espectacular propiedad, la presentadora también estaría dispuesta a entrevistar a Meghan y Harry después de su polémica salida de la Corona británica. Además no solo eso, Winfrey estaría dispuesta a pagar incluso un millón de euros por mencionada entrevista, ya que sería la primera vez que la pareja diera unas declaraciones sobre su nueva vida.

Esta vivienda se ha convertido en el refugio del matrimonio junto a su hijo Archie Harrison, que acaba de cumplir un añito alejado de toda la familia. Se trata de una mansión compuesta por ocho dormitorios, doce cuartos de baño y lo más llamativo es una espectacular piscina para disfrutar del buen tiempo. Todo esto está sobre un terreno de nueve hectáreas. Tal y como informa el medio británico Daily Mail, esta espectacular mansión se encuentra ubicada en una de las zonas más privilegiadas de Los Ángeles. Concretamente está ubicada en una cómoda urbanización bajo el nombre de Beverly Ridge Estates de Beverly Hills en Los Ángeles.

Meghan Markle busca una zona con mucha discreción

Tal y como hemos dicho, la mansión se encuentra en una de las zonas más exclusivas, que además cuenta con seguridad privada. Y es que para Meghan esta es una de las cosas más importantes en su vida después de estar en la opinión pública siendo miembro de la realeza británica. La que fuera actriz ha querido dejar la vida pública y estar en un segundo plano, por lo que estar entre las cuatro paredes de esta increíble mansión la alejaría de los paparazzis. A pesar de intentar pasar desapercibida, no pudo evitar que los «cazaran» repartiendo comida en colaboración con la organización Angel Food ante esta situación tan complicada que está atravesando el país.

A pesar de que algunos medios británicos aseguran que estarían pagando una mensualidad que podría llegar a alcanzar hasta los 40.000 dólares mensuales, también cabe la posibilidad que debido a la excelente relación que tienen con Oprah, el conocido actor les hubiera dejado residir en su mansión durante un tiempo limitado mientras encuentran un nuevo hogar en el que afincarse de manera más permanente. Y es que tal y como ha podido confirmar el portal ‘TMZ’ efectivamente esto sería algo temporal, ya que la pareja estaría pensando en comprarse su propia vivienda. Esta idea hace que cada vez esté más lejos la opción de volver al Reino Unido. Y es que al anunciar su marcha del Reino Unido, sí que dejaron las puertas abiertas a su regreso, algo que ahora parece estar cada día más lejos.

Su hijo, Archie Harrison, cumple su primer añito

Alejado de toda esta polémica e incluso de su familia paterna, Archie Harrison cumplió este miércoles su primer añito en Hollywood. Y es que los Duques de Sussex han querido criar a su hijo Archie con todo el celo que le es posible, tratando de que su pequeño no sea objetivo de la atención mediática. El príncipe Harry y Meghan Markle han querido reconducir la expectación que genera su hijo en su primer cumpleaños de este 6 de mayo, publicando un vídeo suyo mientras le leen un cuento. No obstante, esta imagen tan familiar no aparece en las cuentas privadas ni oficiales de los duques de Sussex, sino en el perfil público de la ONG Save the Children en su filial británica. Una escena en la que Meghan Markle le lee el cuento ‘Duck! Rabbit!’ a su hijo y cuya actividad viral contribuirá a recaudar fondos para la fundación para financiar con ello sus diversos programas solidarios. Ahora, destinados casi en su totalidad en minimizar los estragos que la pandemia del coronavirus ha causado en el Reino Unido y ha azotado a todo el mundo.