La reina Isabel de Inglaterra ha dicho basta. Si el príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle, quieren retirarse de la monarquía británica para iniciar una nueva vida independiente, tiene que ser con todas las consecuencias. Tras el anuncio de su retirada, el pasado 8 de enero, se empezaron a dar los pasos oportunos para definir este ‘divorcio’ y unos días más tarde comunicaron los grandes rasgos del mismo y se ponía «la primavera» como límite para que este nuevo sistema comenzara a funcionar. Pues bien, ahora acaban de dar la fecha exacta y es el próximo 31 de marzo.

Es decir, el 1 de abril los duques de Sussex ya no podrán representar a la Corona en ningún compromiso oficial. Pero no solo eso. Pocas horas antes también trascendía otro asunto. Según el diario Daily Mail, la soberana habría instado a su nieto a que dejen de utilizar el nombre de Royal Sussex, la marca que ambos registraron antes de irse para gestionar sus proyectos benéficos y solidarios. Desde el principio, Harry y Meghan quisieron dejar claro que la misma no tendría ánimo lucrativo, pero no era suficiente.

El punto clave es la palabra «Royal» (Real) y es que la reina Isabel no quiere que la pareja recurra a su vínculo con la realeza para sacar provecho personal. Esto obligaría a los duques a cambiar el nombre y la imagen social de su página web y de su cuenta oficial de Instagram, que continúa figurando como Sussex Royal.

En los próximos días Harry y Meghan aún tienen agenda en los próximos días. El 7 de marzo está prevista la presencia de los duques en el Festival de Música Mountbatten en el Royal Albert Hall, y el 8 de marzo la duquesa celebrará el Día Internacional de la Mujer. Por último, los duques de Sussex están invitados al Día de la Commonwealth, que tendrá lugar el 9 de marzo en la catedral de Westminster. No está confirmado si asistirán o no, pero ocurra lo que ocurra será un gesto determinante.

Los duques de Sussex ya han iniciado su vida «económicamente independiente» en Canadá, junto a su hijo, Archie Harrison, de 9 meses, mientras tratan de ganarse la vida por sus propios medios. Ofertas no les faltan. Ahora sí, tendrán que prescindir de ser Royal. En el transcurso de un año, las condiciones de su salida podrán ser revisadas.