“Entendemos su deseo de llevar su propio camino, pero esos asuntos son complicados", decía Buckingham tras el comunicado.


El príncipe Harry y Meghan Markle anunciaron el pasado 8 de enero que iban a asumir un nuevo rol como miembros de la Casa Real Británica. Los duques de Sussex no han podido superar la presión mediática y han tomado la decisión de dar un paso atrás y trabajar para ser independientes. Esta noticia ha supuesto un jarro de agua fría para Isabel II, quien se enteró de la decisión a través de la televisión. Unos días después de hacerse público el comunicado, la reina ha reaparecido tras la polémica.

Monumental enfado de la reina Isabel II por la decisión de Harry y Meghan Markle

Conduciendo su propio coche, Isabel II ha abandonado su residencia de Sandrigham para participar en una cacería. La monarca se ha mostrado con un semblante muy serio a pesar de que iba a disfrutar de una de sus mayores aficiones. Según han indicado varios medios británicos, la reina de Inglaterra se quedó perpleja y conmocionada ante la decisión de su nieto.

Horas después del comunicado del príncipe Harry y Meghan Markle, Buckingham hacía otro anuncio oficial, esta vez por orden de la reina Isabel II: “Entendemos su deseo de llevar su propio camino, pero esos asuntos son complicados, por lo que llevarán su tiempo. Las conversaciones con los duques de Sussex están en una fase temprana”, asegura, expresando el deseo de que el príncipe Harry cambie de opinión.