El príncipe Harry Meghan Markle deberán renunciar a sus títulos y pagarán la reforma de su hogar familiar en Reino Unido.


La renuncia del príncipe Harry y Meghan Markle a continuar como miembros activos de la Familia Real Británica se ha convertido en una cuestión de Estado. El pasado lunes, la reina Isabel II convocó una reunión de urgencia para intentar de llegar a una solución al deseo de su nieto y su mujer. Este sábado, el Palacio de Buckingham ha emitido un comunicado en el que explica el acuerdo al que han llegado.

Harry y Meghan Markle despiden a sus empleados ¡Su marcha a Canadá es inminente!

«Tras varios meses de conversaciones y tras las recientes discusiones, me complace informarles que hemos encontrado la manera de apoyar la decisión de mi nieto y su familia. Harry, Meghan y Archie siempre serán muy queridos en mi familia», informaba la reina de Inglaterra.