Dos días después de que los duques de Sussex anunciaran que daban «un paso atrás» en la primera línea de la Familia Real británica, Meghan Markle ponía rumbo de vuelta a Canadá, donde había pasado parte de sus vacaciones navideñas de un mes y medio y, lo más importante, donde había dejado a su hijo, Archie Harrison. Poco menos que puso pies en polvorosa, mientras que el príncipe Harry debía afrontar solo una de las peores crisis entre los Windsor.

Eso hizo que Meghan no estuviera en Sandringham para la crucial reunión de urgencia que convocó la reina Isabel con el fin de solucionar todos los asuntos pendientes de su ‘divorcio’ de la realeza. Todo estaba en el aire tras un anuncio a todas luces apresurado y que pilló desprevenida por completo a la soberana… Y al resto del mundo. La huida de la duquesa en mitad de la tormenta se interpretó como un agravio más de una pareja caprichosa e irresponsable. La reina, el príncipe Carlos, su hijo el príncipe Guillermo y, por supuesto, el príncipe Harry salieron cariacontecidos, y por separado, del gabinete de crisis. Meghan se supone que intervino brevemente por teléfono desde Vancouver, su refugio canadiense. Y es allí donde, tras casi una semana desaparecida, ha reaparecido.

Con una amplia sonrisa y rodeada de mujeres. Las del Downtown Eastside Women’s Centre, un centro dedicado a acoger, proteger y promover a mujeres desfavorecidas en esa zona de Vancouver. Especialmente mujeres indígenas, a menudo víctimas de violencia y pobreza extremas, a las que se presta una segunda oportunidad.

La duquesa de Sussex eligió este marco solidario para su esperada reaparición. Algo que cuadra perfectamente con las intenciones que, tanto Harry como ella, siempre han manifestado.

1En un centro de acogida de mujeres

El propio centro de acogida Downtown Eastside Women’s Centre subió esta foto en sus redes sociales acreditando la visita especial de Meghan Markle a sus instalaciones: «¡Mirad quién ha venido hoy a tomar el té! La duquesa de Sussex, Meghan Markle, nos visitó para tratar sobre asuntos que afectan a las mujeres de nuestra comunidad».

2Salió de su 'escondite'

Meghan aparece rodeada de mujeres posando con un look informal y curioso: el jersey ya lo lució en la serie Suits hace 7 años. Además de una amplia sonrisa ajena al revuelo causado.

3Desde su mansión en Victoria

Poco antes la duquesa había sido vista tomando una avioneta para salir de su refugio: la misma mansión situada en una pequeña isla en la localidad de Victoria, cerca de Vancouver, donde Harry y ella, junto a su hijo, disfrutaron de las últimas navidades.

4Con su hijo

Meghan Markle no tardó en volver a Canadá, donde había dejado a su hijo, Archie Harrison, de ocho meses, al cuidado de una niñera y de su mejor amiga, Jessica Mulroney.

5Discutiendo su renuncia

Según la prensa británica, en breve Harry de Inglaterra viajará a Canadá para reunirse con su familia. Una vez juntos, la pareja podrá discutir en privado los últimos términos de su renuncia.

6La reina habla

Tras el encuentro familiar en Sandringham, la reina Isabel hizo público un comunicado en el que afirmaba que «mi familia y yo apoyamos completamente el deseo de Harry y Meghan de crear una nueva vida como la familia joven que es. Si bien hubiéramos preferido que siguieran siendo miembros de la Familia Real trabajando a tiempo completo». Y terminaba diciendo que «aún quedan asuntos complejos que mi familia debe resolver, pero he pedido que tomen decisiones finales en los próximos días».

7Decisiones finales

Entre esas «decisiones finales» una parte importante es su asignación económica. Harry y Meghan han manifestado que desean ser «financieramente independientes» y en el comunicado la reina transmitía que «no quieren depender de fondos públicos en su nueva vida». La historia continúa…