El príncipe Harry ha regresado a la vida pública a través de un vídeo en el que manda un mensaje contradictorio al que ha provocado el ocaso de la familia real británica tras su ruptura


El príncipe Harry ha dinamitado la monarquía británica con su firme determinación de emprender un camino propio y alejarse de las labores de representación de la corona. Una estrategia para rentabilizar su propia imagen y la de su mujer, Meghan Markle, que ha supuesto un auténtico boom mediático en todo el mundo. Las críticas se suceden, centrándose no sólo en cómo ha dejado plantado a su familia ante el escándalo, sino por el hecho de que tan sólo ha renunciado al 5% de su sueldo para obtener su libertad.

Ante este panorama, que ha puesto en jaque a la Corona británica, el príncipe Harry ha regresado a la vida pública. Lo ha hecho con el siguiente vídeo, en el que anuncia la próxima edición de los ‘Invictus Games’, pero en el que encierra un mensaje contradictorio que ha despistado a propios y extraños.

El nieto de la reina Isabel II habla de “continuidad” en su vídeo promocional, lo que ha pillado con el pie cambiado a todos. Si días antes hablaba de un “paso atrás” y su determinación de mudarse a Canadá para emprender una nueva vida, ahora habla sin reparos de “continuidad”, como si nada hubiese pasado. Se posiciona como embajador de una acción que, por tradición, está ligada a los esfuerzos de la Casa Real. ¿Seguirá al frente de ellos?

Este es su mensaje completo: “Estoy honrado de que Alemania vaya a ser parte de la historia Invictus, con los sextos ‘Invictus Games’ dirigiéndose a Düsseldorf en 2022. Alemania ha sido parte clave de la familia de los ‘Invictus Games’ desde que empezaron en 2014 y sé que serán unos excepcionales anfitriones en tomar el testigo y demostrar lo que el deporte continúa haciendo por estos inspiradores hombres y mujeres en su recuperación”, explica el príncipe Harry, haciendo referencia a los soldados heridos en combate que se enfrentan en deportes de alto rendimiento.