Un mes después de mandar un esperanzador y emotivo mensaje con motivo de la crisis sanitaria por la que está atravesando todo el mundo, la reina de Inglaterra ha vuelto a dirigirse a la nación. Este viernes, Isabel II ha pronunciado un nuevo discurso histórico con motivo del 75 aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial.

isabel-ii-discurso-segunda-guerra-mundial

En sus palabras, la madre del príncipe Carlos apela a la unidad y al esfuerzo conjunto para conseguir «la paz, la salud y la prosperidad de todos». «Se puede hacer difícil que no podamos celebrar este aniversario tan especial como nos hubiera gustado. Sin embargo, recordamos este día desde nuestros hogares. Nuestras calles no están vacías, están llenas con el cariño y el cuidado que estamos teniendo los unos con los otros. Cuando veo hoy a nuestro país y observo todo lo que estamos dispuestos a hacer para protegernos y apoyarnos mutuamente, puedo decir orgullosa que somos una nación que esos valientes soldados, marineros y aviadores reconocerían y admirarían«, admitía la soberana.

Recuerda las palabras de su padre

reina Isabel II

La reina de Inglaterra se ha dirigido a los ciudadanos teniendo a su padre, el rey Jorge VI, muy presente. Tanto es así que, el discurso ha comenzado a la misma hora en la que el monarca anunció, a través de la radio, el final del conflicto bélico. «Su mensaje entonces fue un saludo a todos los hombres y mujeres de Reino Unido, y del extranjero, que se sacrificaron por conseguir la liberación», decía la monarca, con un retrato de su progenitor sobre el escritorio.

«La guerra había afectado a todo el mundo y nadie fue inmune. Debes los hombres y mujeres que fueron llamados para combatir, como las familias que tuvieron que separarse, así como la gente que tuvo que reinventarse y aprender nuevas tareas para que la economía pudiera sostenerse. Todos tenían un papel. Todo se veía negro, el final parecía que no iba a llegar y el resultado era muy incierto. Pero todos mantuvimos la fe en que la causa valí ala pena. Esto, tal y como mi padre destacó en su mensaje, nos animó a continuar», proseguía.

El mensaje del Día de la Victoria

U437288_015

«Nunca abandonéis, nunca desesperéis», recalca Isabel II. De la misma forma, la monarca recuerda cómo vivió el final de la Segunda Guerra Mundial junto a su hermana, sus padres y Winston Churchill en Buckingham Palace. «La sensación de alegría de todas las personas que estaban fuera y en todo el país fue muy intenso. Luchamos para poder vivir en paz, tanto aquí como en el extranjero. Murieron personas para que pudiéramos vivir libres, se arriesgaron para que pudiéramos estar a salvo. Debemos acordarnos de todos ellos«, insistía.

«Me siento muy agradecida por la fuerza y el valor que Reino Unido, la Commonwealth y los aliados demostraron. Esa generación que luchó y vivió en la guerra sabía que la mejor manera de honrarles es asegurándonos de que nada de eso volvería a pasar. El mejor homenaje a su sacrificio es que los países que una vez fueron enemigos, ahora son aliados«, terminaba resaltando el esfuerzo de la población por quedarse en casa ante la grave situación por la que está pasando Reino Unido. Grabado en el castillo de Windsor, donde permanece confinada junto a su marido, el duque de Edimburgo, la monarca le ha mandado sus mejores y cariñosos deseos a los ciudadanos.

El segundo discurso histórico en menos de un mes

reina isabel II

Hace menos de un mes, la reina de Inglaterra se vio obligada a dirigirse a la nación para pronunciase acerca de la pandemia que está azotando al país. Por entonces, Isabel II le trasladaba un mensaje de ánimo a los ciudadanos y apelaba a la disciplina y al orgullo del pueblo británico a la hora de hacerse frente a la enfermedad. «Espero que en los próximos años, todos podamos sentirnos orgullosos de cómo respondimos ante este desafío. Todo para que los que vengan después de nosotros puedan hablar de lo fuerte que fue esta generación. Con todos los atributos que caracteriza al país: disciplina, tranquilos rasgos resolutivos, el buen humor y compañerismo», expresaba.

A pesar de que se trata de un hecho insólito, lo cierto es que no es la primera vez que la monarca toma esta decisión de dirigirse a su pueblo más allá de su tradicional discurso de Navidad. También lo hizo con motivo de la Guerra del Golfo, para hablar de la muerte de su madre, compareció tras la muerte de Diana de Gales y por su jubileo de diamantes.

La reina Isabel II envía un conmovedor mensaje de Pascua