Kate Middleton puso los ojos en blanco y no pudo evitar un gesto de desagrado al oír que un niño se declara fan de Meghan Markle y el príncipe Harry. Las críticas a la duquesa de Cambridge se ceban con ella por no saber lidiar con este imprevisto. Vea el vídeo


Mucho se ha hablado de la supuesta enemistad existente entre Kate Middleton y Meghan Markle. Los rumores han sido constantes desde que la actriz entrase a formar parte de la familia real británica y también cuando salió de esta. Por más que ambas partes han tratado de mostrar normalidad donde dicen que no la hay, los gestos involuntarios son más fuertes y hacen más ruido, como así ha vuelto a suceder cuando la mujer del príncipe Guillermo se ha expuesto a una de las pruebas más difíciles para cualquier miembro de una familia real: la espontaneidad de los niños que no tienen filtro y que siempre dicen la verdad, le pese a quien le pese. Y ante esta prueba, Kate Middleton ha suspendido y es que un vídeo que ya se ha convertido en un fenómeno viral le ha granjeado una gran polémica e infinidad de críticas en las que se subraya que ha sido “infantil, grosera y poco profesional”.

La verdad es que el vídeo de la polémica está sujeto a interpretaciones y no todos ven el mismo gesto “grosero” que ha situado a Kate Middleton en aprietos. Sin embargo, no cabe duda en que la reacción de la duquesa de Cambridge en plena reunión con unos niños de una escuela no es la más acertada, más sabiendo que están las cámaras al tanto de cada detalle y que cada gesto va a ser analizado con lupa, como siempre ha sucedido. La esposa del príncipe Guillermo visitaba la escuela Nower Hill del distrito londinense de Harrow para asistir a una clase de neurociencias enfocada en el crecimiento infantil. En un momento del acto, Kate Middleton se propuso charlar animadamente con los niños que se encontraban en sus pupitres, preguntándoles cuestiones banales y riéndose con sus curiosas respuestas.

Vídeo: Twitter

Sin embargo, Kate Middleton entró en terreno pantanoso cuando preguntó qué miembro de la familia real británica era el favorito de los más pequeños. La respuesta de uno de los niños no fue la esperada para ella, porque sin dudarlo ni un segundo uno de ellos sentenció: “Harry y Meghan”. La respuesta parece ser que pilló por sorpresa a la duquesa de Cambridge, que quizá esperaba que sus hijos o la reina Isabel II de Inglaterra fuesen los predilectos de los niños de esa escuela, pero parece que la simpatía de estos recae sobre el príncipe Harry y Meghan Markle, a pesar de que ya no formen de la familia real británica. Al escuchar sus nombres, Kate Middleton no pudo disimular un gesto de hartazgo o desagrado que se ha convertido en todo un fenómeno viral en las redes sociales, donde muchos destacan que evidencia el rechazo que siente hacia sus cuñados por todos los problemas que han traído a su familia con su salida, más allá de las tensiones y tiranteces existentes ya antes de esa drástica decisión.

Kate Middleton niño Meghan Markle
Foto: Gtres

Pero no solo el gesto de Kate Middleton al oír la respuesta del niño ha llamado la atención de todos, también lo que hizo a continuación. Sin responder al niño que se declara fan del príncipe Harry y Meghan Markle, ladea la cabeza al lado contrario y busca respuesta en más pequeños, “¿quién más?”, pregunta, dejando evidencia de que la respuesta recibida no es de su agrado y buscando otra más que se ajuste a su propia simpatía. Al poner los ojos en blanco y hacer una mueca de desagrado, Kate Middleton es juzgada por los usuarios de las redes sociales como “infantil, grosera y poco profesional”. También destacan que “le falta clase” para lidiar con este tipo de situaciones, más teniendo en cuenta que sus interlocutores son niños y que siempre suelen salirse del tiesto y poner en aprietos con sus ocurrencias. Le recomienda para la próxima ocasión que más acertado podría haber sido responder que conoce al príncipe Harry y Meghan Markle o que les hará saber que tienen fans entre los más pequeños y así eludir una polémica que reaviva su enfrentamiento con su concuñada y que lleva protagonizando agrios titulares desde hace ya demasiado tiempo.